¿El Sol tiene plumas? NASA observa por primera vez a detalle su estructura



Foto: NASA

Redaccion 21/01/2021   11:36 a. m. Noticias-Tecnologia






Apoyados por el uso de la más avanzada tecnología de procesamiento de imágenes, así como la combinación de datos de diversos estudios, un grupo de científicos de la NASA, observaron por primera vez a detalle la estructura del Sol.

Fue así que descubrieron formas semejantes a unas plumas, las cuales podrían explicar, o al menos ayudar a entender, cómo y por qué se forman las perturbaciones en el viento solar.




Los científicos las han llamado plumelets y, según este nuevo estudio publicado en la revista científica The Astrophysical Journal, a pesar de contar con un tamaño “relativamente” pequeño, estas inexploradas estructuras podrían tener un papel crucial en las características del viento solar.

Para Vadim Uritsky, científico solar de la Universidad Católica de América y Del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, quien lideró el estudio. "Esto muestra la importancia de las estructuras y procesos a pequeña escala en el Sol para comprender el viento solar y el sistema meteorológico espacial a gran escala", dijo.

Fuerzas magnéticas

Cabe destacar que la relevancia de este estudio radica en que esto ayudará a determinar entre otras cosas la injerencia que tiene el Sol con otros planetas, pues la influencia magnética del Sol se extiende por miles de millones de kilómetros.

La fuerza impulsora de esta influencia magnética es el viento solar. Este flujo constante de material solar lleva el campo magnético del Sol al espacio, donde da forma a los entornos alrededor de la Tierra así como de otros mundos, explicó la NASA.

Estas fuerzas magnéticas de la superficie del Sol, las cuales controlan el viento solar, son particularmente complejas, señalan los expertos, debido a que la superficie solar está atravesada por una combinación en constante cambio de bucles cerrados de campo magnético y líneas de campo magnético abierto que se extienden hacia el sistema solar.

Con este estudio se descubrió que estas plumas, en realidad, están formadas por hebras de material mucho más pequeñas. Asimismo se determinó que los plumelets se mueven individualmente, lo que sugiere que el comportamiento a pequeña escala de estas estructuras podría afectar directamente el viento solar.

Ahora los astrónomos planean estudiar estas estructuras a fondo, para entender mejor cuál es su papel exacto en la creación del viento solar.

 

 

 

 

Con información de El Heraldo