Vacuna contra VIH llega a la última fase de ensayos



Foto: El País

Redaccion 01/12/2020   11:36 a. m. Noticias-Tecnologia






Por primera vez en más de 10 años, un prototipo de vacuna contra el Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ha llegado a la última fase de los ensayos: la tercera, misma que debe determinar si en el mundo real es capaz de proteger frente a la transmisión del virus que, si no se trata, causa el sida.

El fármaco lo ha desarrollado Janssen y utiliza la misma tecnología que la farmacéutica ha empleado su vacuna contra COVID-19: un adenovirus modificado para que transporte al interior de las células del sujeto el ADN de sus proteínas más representativas, de manera que el organismo del individuo cree anticuerpos contra ellas.




Ambas han superado los estudios de seguridad y se ha visto que crean anticuerpos, como acredita el artículo en The Lancet, pero falta por ver si funcionan en condiciones reales.

El ensayo durará de 24 a 36 meses para verificar la permanencia e intensidad de la protección. José Moltó, de la Fundación de la Lucha contra el Sida, es uno de los médicos que va a participar en el ensayo, e cual ha empezado a reclutar voluntarios (250 de 3.800 en España).

Moltó explica que la tardanza en conseguir esta vacuna se debe a que el VIH tiene una “tremenda variabilidad”. “Al estar presionado [por las células del sistema inmune] cambia de apariencia externa y escapa”, explicó.

Por ello, este medicamento se dirige a distintas variantes de las proteínas gag, pol y env del virus, lo que le hace más difícil que evada la acción de los anticuerpos creados.

Es, a otro nivel, parecido a lo que sucedió hace ya 25 años con los tratamientos antivirales: empezaron a ser efectivos cuando se combinaron varios que interrumpían el ciclo de replicación del virus en puntos distintos.

En España viven al menos 150 mil personas con VIH, según la última estimación del Grupo Español para el Estudio del Sida (Gesida), una cantidad que va ligeramente en aumento cada año.

Esta paulatina reducción de las transmisiones ha hecho que para el ensayo se busquen como voluntarios hombres o personas trans que tengan sexo con hombres, explica Moltó, ya que es el grupo poblacional donde la incidencia es mayor (representan más de la mitad de las nuevas infecciones en España, según los datos del plan nacional).

En otra rama del estudio, en Sudáfrica, en cambio, se va a probar con mil 500 mujeres, ya que ahí la transmisión es mayoritariamente por sexo heterosexual. Este ensayo, llamado Invocodo, es una fase 2 (mide la seguridad y la generación de anticuerpos), pero dado el perfil de las participantes se verá también si hay efecto protector real de la vacuna, detalló el representante de Janssen.

Y es que el continente africano representa más de 40% de los nuevos contagios de VIH en el mundo, que son unos 1.7 millones y el mismo porcentaje de muertes (690 mil en el planeta en 2019).

Pese a que se descubrieron hace 25 años, todavía se calcula que 12 de los 38 millones de personas con viven con VIH no reciben tratamiento. Ya en 2009, el intento que llegó más lejos fue rechazado tras conseguir una protección del 30%. Ahora, el estándar con el que se compara está muy alto.

 

Con información de El País