ARTESANÍA POLÍTICA, por Jorge Luis Oliva



Foto: forbes.com.mx

Jorge Luis Oliva 10/06/2020   07:26 a. m. Opinion-






Las cuatro crisis

De la salud sin economía y viceversa






En medio de todo esta la cordura, en medio de todo tiene que estar la cordura, en medio de todo deberíamos ser cuerdos e inteligentes, en medio de esta crisis de salud pública deben estar las decisiones debidamente analizadas, debidamente instrumentadas, con su metodología y sus controles, para que con ello se logre lo que ha estado ausente estas ultimas décadas en el país, gobernanza, gobernabilidad.

El primero de junio de los corrientes fue el día en que nos dieron luz verde para retomar las actividades, con la debida aportación de que solamente serían las actividades esenciales las elegidas para encabezar este anunciado y esperado retorno. Y así a unos días de aquel anuncio, las calles vuelven a tener el ruido acostumbrado, el poco espacio y el aire viciado por los químicos expulsados de la prisa por ocasionada por el reloj que marca la entrada en los centros de trabajo.  

En todo este gran contexto es de no entender del todo la perspectiva del aplanamiento de una curva que continua en ascenso, enmarcado en una crisis económica a la que se le ha cobijado con la esperanza de provocar el si not e veo, no existes. ¿Cómo es que vamos aplanando con un crecimiento del contagio? ¿Qué no estamos entendiendo? Pues es claro que el regreso a la nueva normalidadesta motivado por la urgencia de atender ese asunto que niegan todo el tiempo, porque aquí se va al lado del camino y las reglas que rigen la economía no aplican.

Menuda decisión la que se han aventado, es cierto que la economía del país esta estancada desde el inicio de año (o tal vez desde el inicio del sexenio con aquel anuncio de que el neoliberalismo se ha terminado), se ha quedado estacionada también en el recomodo de las nuevas directrices de la Administración Pública en aquel importante sector de la vida social, no existe crecimiento, por lo menos no existe el crecimiento que en campaña nos comentaba el otrora candidato, lo cierto es que las estimaciones en cuanto al crecimiento tienen un signo negativo, y nos vamos hundiendo poco a poco, implementando medidas del Estado de Bienestar, estableciendo oficialmente la necedad de rescate de una empresa petrolera que esta dando sus últimos estertores, hoy, el petróleo no es la alternativa ni el motor de desarrollo, poco a poco ese motor se esta moviendo hacia el sector de servicios plenamente enquistado en el uso de energías renovables, provocada por la urgencia de encontrar una solución a la escasez de hidrocarburos, con todo y los yacimientos en aguas profundas.

La fórmula es sencilla, y también la dijo el hoy Presidente, con crecimiento económico lo demás viene por añadidura (palabras más, palabras menos) es totalmente cierta esa apreciación, sin embargo no parece procurarse el crecimiento económico, solamente nos vemos envueltos en planteamientos para salir del paso, inventando la necesidad de un nuevo indicador que incluya la felicidad como un parámetro de desarrollo.

 

Foto: imagenzac.com.mx



Los pocos con esta declaraci
ón se fueron de inmediato a las declaraciones de Hugo Chavez (terror ideológico de muchos y opio ideológico de otros) en las que hacia una clara referencia a la esa necesidad de medir la felicidad. La cosa es que ya existe un país que mide la felicidad del pueblo y en esa idea, han logrado ese objetivo, hoy Butan es la nación orgullosa se erige como feliz que nos arroja los siguientes índices de desarrollo.

Bhutan es la economía 169 teniendo en cuenta el PIB, el nivel de deuda pública hace dos años fue de 2,237 millones de euros con una deuda de 102.38% siendo así uno de los países que más deuda adquieren, viéndose reflejado en el nivel de vida de sus habitantes, sí es una nación que basa su desarrollo económico en la felicidad de sus pobladores y que al mismo tiempo arroja estadísticas muy bajas respecto del desarrollo económico, lo cual nos arroja como conclusión que la felicidad como indicador económico no arroja ni desarrollo ni estabilidad.

Con esta nueva idea en ciernes habrá que preguntarse, basados en la experiencia del país asiático si el PFB (Producto de Felicidad Bruta) es un aliciente o un freno del desarrollo en un país que es feliz por costumbre y no por convicción.

 

Foto: headtopics.com

 

El tiempo nos lo dirá.

Y entonces la salud, esa que se satura y se nos cae como presagio de una economía enferma. El COVID-19 no solamente ha desnudado las falencias, también ha develado la violencia que se ejerce hacia el derechohabiente al no contar con un servicio de calidad, humano y cálido, el COVID-19 vino a sumarse a la profunda crisis del sistema de salud que ya sufríamos y parece que le esta dando su estocada final.

Es vital y urgente ponerse a trabajar en la mejora de toda la infraestructura de salud, sin utilizarla como un motor electoral que funciona bien si anda por ahí un alto funcionario o el presidente, es vital localizar los esfuerzos en una profesionalización de los servidores públicos que enfrentan la pandemia y las carencias, y es urgente también un trabajo por concientizar de la importancia y el impacto de la seguridad social.

 

Foto: sandiegouniontribune.com

 

Lo cierto es que actualmente la salud se nos esta muriendo por falta de atención e indiferencia, no existe un trabajo que de continuidad a los programas que han mostrado avances en la atención a la salud, estos se cambian cada sexenio sin un análisis pertinente sobre sus efectos, logros y áreas de oportunidad.

Recuerdo, como mero ejemplo ilustrativo que el sexenio pasado el enfoque en la salud era la prevención, cosa por demás magnifica porque nos obligaba a los derechohabientes a cambiar el chip respecto al cuidado a nuestra salud, hoy ese enfoque ya no existe, se fue, desapareció.

Parece que poco queda por hacer en esta crisis con la crisis del sistema de salud, parece que solo nos queda acomodarnos para ver el final de una tradición de seguridad social que se verá obligado a mutar en un nuevo esquema hecho a la medida del ejecutivo en funciones.

Es preocupante que no se tenga la intención de formar programas a largo plazo que logren ejercer con mejores datos una toma de decisiones que podrían con justa razón atender mucho mejor eventualidades como esta, sin la necesidad de pensar en el agotamiento y saturación del sistema sino en la suficiencia, la efectividad y la eficiencia.

Hay que decirlo como es, las decisiones nos van a matar y el gobierno esta apostando a establecer que es necesario que mueran los que tengan que morir, lo urgente no es la salud, es la economía. Y ahí vamos, inmersos en un círculo en el que se le da más peso a un sector sin entender que estos dos deben hacer sinergia, uno no es sin el otro.

 

Foto: infobae.com

 

Entonces acá abajo debemos prepararnos para aguantar el golpe que no ha sabido recibir nuestra Administración Pública, debemos pagar con nuestras vidas las ocurrencias y la falta de fortaleza institucional, el abandono y la ineptitud gubernamentales, debemos evitar llorar por nuestro seres queridos que serán reconocidos como los héroes más próximos de nuestra República en un acto público que permitirá lavar la imagen de las instituciones, olvidando  por completo la agonía de las instituciones de salud pública.

Nosotros salgamos conscientes de nuestras carencias culturales que nos tienen donde estamos parados, salgamos conscientes de la letalidad que existe en nuestra mirada y en nuestras manos.

Salgamos pues con la obligación de acudir a laborar con el riego de contagio en el prójimo, causa del abandono premeditado del trabajo más elemental del Estado, garantizar el derecho a la vida.



Jorge Luis Oliva

Nacido en el hospital Magdalena de las Salinas al norte de la Ciudad de México el día 6 en el último mes del sacudido año 1985. En algo parecido a una especie de sentencia de corte esotérico al estilo “año de nacimiento es destino”, su vida ha sido así, temblorosa y sacudida, llena de dudas y respuestas. Con el paso del tiempo y tras un crecimiento, algo desesperado, el sujeto por el que se escribe esta semblanza abrió su mente a los libros qu...Leer más

Publicaciones recomendadas