“Guerrillero Heroico”: La fotografía que marcó el destino del Che



Foto: telesurtv.net

David García 05/10/2018   12:15 p. m. Cultura-De todo un poco






Rojo amanecer, dirigida por Jorge Fons en 1989, es una película que muestra una visión sobre la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968.

Protagonizada por Héctor Bonilla, María Rojo y los hermanos Bruno y Demián Bichir, dicha cinta ha logrado formar parte de la lista de películas de culto del cine mexicano.




Entre los objetos que se encuentran en la habitación de los personajes interpretados por los Bichir, hay uno en particular que juega un papel importante en la trama de la película al revelar la ideología de los personajes: un póster de Ernesto “Che” Guevara.

 

Foto: YouTube

 

Símbolo de resistencia en todo movimiento en contra de la opresión, la imagen del mítico guerrillero es una de las más populares en todo el mundo.

Para muestra, lo sucedido en Viena en el 2013, donde uno de los escasos originales de la fotografía fue puesto en subasta y vendido por más de 9 mil euros.

Son diversos, y tan peculiares, los acontecimientos que le brindan a una persona el estatus de leyenda, y el Che Guevara, simplemente, estuvo en el lugar y en el momento exacto para serlo.

Su naturaleza viajera, su destacado papel en el triunfo de la Revolución Cubana, su enemistad con el capitalismo y su muerte en 1967, justo cuando el comunismo seguía aumentando su número de adeptos en el mundo, forjaron la gran historia del comandante argentino; pero, si algo finalizó por situar al Che en la memoria pública, fue su icónica fotografía.

Todo comenzó un 4 de marzo de 1960, durante la llegada del barco “La Coubre” a Cuba. La embarcación provenía de Bélgica con un cargamento de armas y municiones destinadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias; sin embargo, dos explosiones en el Puerto de la Habana, arrasaron con la nave y cobraron la vida de cientos de personas.

Al día siguiente, se llevó a cabo el funeral en memoria de las víctimas, al cual asistió el fotógrafo cubano Alberto Korda como corresponsal del diario “Revolución”.

Korda captó varias fotos del líder revolucionario Fidel Castro y de los escritores franceses Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir.

Lo difícil para el fotógrafo fue conseguir alguna toma de Ernesto Guevara, ya que el guerrillero se dejó ver poco menos de dos minutos durante la ceremonia; pero, ese breve instante, lo cambió todo.

Tras el rechazo de los editores del diario, Korda conservó el par de tomas que capturó del Che, especialmente una de ellas, la cual amplió y colgó en una de las paredes de su estudio.

El título de su creación: “Guerrillero Heroico”.

 

Toma original del “Guerrillero Heroico”. Korda editó la foto para dejar únicamente la imagen del Che. Foto: lahoguera.mx

 

Tiempo después, tras la muerte de Guevara en Bolivia, el editor italiano Giangiacomo Feltrinelli obtuvo los derechos para publicar el diario del guerrillero, el cual fue escrito durante su estancia en el país sudamericano.

En busca de la portada perfecta para el libro, Feltrinelli viajó a Cuba y fue llevado al estudio de Korda. Al ver la imagen del Guerrillero Heroico, el italiano no dudó en comprar una copia de la misma; el cubano optó por regalarsela.

Si bien es cierto que la publicación se convirtió en un éxito de ventas, la popularidad de Feltrinelli tuvo su punto de partida en las altas ganancias que recibió por la reproducción masiva de la foto del Che. Alberto Korda no avaló el instinto comercial del editor; sin embargo, jamás ejerció acción alguna en su contra.

 

El editor italiano dio pie a la difusión mundial de la famosa imagen de Guevara. Foto: picclickimg.com

 

Así de caprichoso puede llegar a ser el destino. Aquel hombre que odio ser considerado una figura pública; aquel que al ver una fotografía de su persona se preguntaba por qué Cantinflas se había vuelto tan popular; aquel líder comunista fue llevado a la posteridad por la vía del capitalismo.

Pancartas, estampas, playeras, llaveros, campañas publicitarias o una obra de Andy Warhol; sin importar el medio, la imagen de Ernesto Guevara ha trascendido el tiempo para mantener vigente la historia del guerrillero y, sobre todo, formar parte de la cultura popular.



David García

Licenciado en Ciencias de la Comunicación y, pues ya. Un poco de historiador, analista deportivo, redactor y fotógrafo por obra y gracia de los libros, la televisión y los tutoriales de YouTube. En cuanto a reconocimientos, no ha obtenido ninguna medalla al mérito universitario, pero sí bastantes al “ya merito”. Instagram: @visioncdmx

Publicaciones recomendadas