El cambio de Michael



Gif: actitudfem.com

nombre apellido 10/07/2018   04:41 p. m. Entretenimiento-Cine






 

Antes de comenzar quiero recalcar que descubrí El Padrino cuando tenía entre 10 y 12 años, y aunque no recuerdo exactamente qué edad tenía, tengo fresco en la memoria que desde ese momento se volvió mi película favorita. Todo empezó porque el personaje de Don Vito Corleone me recordaba siempre a mi abuelo materno, y conforme fui creciendo pude apreciar poco a poco todos los detalles que hacen de esta película un referente importantísimo (e insuperable) en el género de las de mafiosos.




Durante todo este tiempo me resistí a leer la novela, aunque sabía que Coppola y Puzo trabajaron de la mano en la realización de la película, porque me daba miedo que cambiara en algo la imagen tan perfecta que tenía de cada personaje, de cada escenario, de la tensión de cada escena, etc.

Finalmente tuve que hacerlo, y estoy feliz de comprobar que no solo aumentó mi fascinación por la película, sino que ahora pude entrometerme, como lector, en la vida de todos los personajes, tanto principales como secundarios, conocer su pasado, su personalidad, imaginar con detalle su transformación a lo largo de la obra, el porqué de su reputación, etc.

De lo que voy a hablar en este pequeño ensayo es sobre la magnífica descripción de la personalidad y paulatina transformación de Michael Corleone.

 

 Don Corleone y sus tres hijos. Foto: pinterest.es

 

Michael es el menor de los hombres de la familia Corleone, decidido a estudiar la universidad, quien después se enlistó en la Marina para pelear del lado del ejército norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial. Siempre renuente a pertenecer a los negocios de la familia, Michael llevaba una vida al margen de todo asunto relacionado con los Corleone. En la película si se alcanza a percibir lo mucho que Vito Corleone quiere al menor de sus hijos, en escenas como la de la boda de Connie, donde obliga a todos a esperarlo para que salga en la foto familiar. En la novela pocas veces Don Corleone expresa directamente ese amor por su hijo, pero es el autor quien nos lo da a entender, por ejemplo, resaltando rasgos de Michael que lo identifican como el más parecido de todos a Don Corleone. La transformación de Michael es más interesante en la novela porque está llena de detalles que en la película pasan desapercibidos o ni se mencionan.

 

El favorito de Don Corleone. Gif: tumblr.com

 

En la película, a raíz del intento de asesinato contra su padre, orquestado por Virgil Sollozzo, “El Turco”, ayudado por el Capitán McCluskey, muestran a un Michael un poco desorientado, aunque indignado y preocupado, no tan decidido de buenas a primeras de participar en los asuntos familiares, pero que finalmente el saber que su padre está en decadencia lo hace actuar. Es después de la paliza que le propina a Michael el capitán McCluskey, afuera del hospital donde se recupera Don Vito, que Michael, Sonny y Hagen deciden actuar. En esa secuencia, personalmente, percibía a Michael como alguien que no le queda más que recibir los golpes con tal de que su padre no se quede sin vigilancia, pero el diálogo interno de Michael, descrito por Puzo en la novela durante esa misma secuencia, definitivamente obliga a imaginar que el hijo menor de los Corleone no va a dejar ahí el asunto, que actuó por inteligencia, que era prudente como su padre y sabía elegir sus batallas y que probablemente ya estaba ideando un plan para vengar el intento de asesinato del Don.

Una de mis partes favoritas de la novela es en la que después de la agresión de McCluskey contra Michael, están los 3 hermanos (Sonny, Michael y el Consigliere Hagen, a quien consideran uno más de la familia) discutiendo acerca de cómo demostrar a Sollozzo y a las demás familias que el asunto no ha terminado ahí y que los obligarán a aceptar todo bajo sus condiciones. Durante la película, Michael se ve disminuido por Sonny, quien solo se burla de la idea de que sea él quien asesine a Sollozzo y a McCluskey, aunque finalmente acepta.

 

Poco antes de tomar el control. Foto: taringa.net

 

En el libro, esa parte comienza a desenmascarar a Michael como el más digno de ocupar el lugar de su padre, pues aunque Sonny (no olvidemos que el gordo Clemenza está también ahí) lo intimida por su manera de actuar impulsiva e irreverente, Michael finalmente se planta frente a su hermano mayor y decide dejar de recibir las órdenes para comenzar a darlas él, argumentando, además, que el intento de asesinato de su padre es un asunto que ya se ha vuelto personal y que de no actuar, todo podría empeorar, y que los enemigos no escatimarían en nada con tal de lograr la muerte del Don. Aunque las burlas y el sarcasmo de Sonny existen también en la novela, en esta ocasión le hacen un poco más de justicia a la personalidad tan intrigante y misteriosa de Michael, pues finalmente su plan para asesinar al Turco y a McCluskey es el que se llevará a cabo.

 

La mirada impasible, sin humanidad. Gif: aminoapps.com

 

La cereza del pastel la pone Hagen cuando piensa que, en ese momento, ve reflejada en las palabras, los gestos, la inteligencia y la elocuencia de Michael al mismísimo Don, y no le queda duda que el hermano menor que por nada del mundo se involucraría en los negocios de la familia se había esfumado. Si bien es fascinante ver como la transformación de Michael en la película es evidenciada por detalles como la mirada del personaje, que pasa de ser tierna y transparente, a volverse impasible, oscura e intimidante, me quedo con las descripciones que nos regala la novela acerca de la personalidad de Michael, de cómo, a pesar de ser el más parecido en muchísimos aspectos a Don Corleone, lo que lo diferencia de él es que Michael carece de ese sentido de humanidad que el Don poseía, se vuelve despiadado con tal de defender sus intereses y de mantener unida a su familia, objetivos nada distinto a los del Don, pero logrados por medios muy diferentes.



nombre apellido

27 años, estudia Comunicación Visual en la Universidad de la Comunicación y vive en la Ciudad de México. Colabora como creativa en la página Cuexcomate Político y es Godínez alternativo en una agencia de diseño. Lo que más disfruta es viajar, pasar tiempo con su familia, sus amigos y sus cuatro perros. Melómana de corazón, escritora accidental e ilustradora ocasional que a veces hace collage. Fiel admiradora de Storm Thorgerson, Gerald Scarfe y M...Leer más

Publicaciones recomendadas