El secreto de la Sazón



Gif: internet

nombre apellido 08/04/2018   12:00 a. m. Cultura-De todo un poco






El placer es uno de los elementos que hacen grata la estancia en este planeta, y el sentido del gusto es un maravilloso canal que nos lo proporciona al deleitarnos la vida a través del sabor del alimento. Esta afirmación le da un punto clave a la importancia de la gastronomía en la vida del hombre.

El encontrar sabores gratos y placenteros dentro de un platillo posee el efecto de mejorar nuestro estado de ánimo e incentivar un buen rato de convivencia. La recepción de estímulos gratificantes (en este caso una rica comida) tiene el poder de permutar nuestras emociones y redireccionar nuestros pensamientos. Es por ello por lo que son bienquistas las personas con una buena sazón, que gracias a sus dones culinarios nos alegran el día, nos salvan la reunión familiar o nos ayudan a tener éxito en nuestra cita.




  

La princesa y el Sapo.  Gif: internet

 

Pero, ¿en qué consiste la sazón? ¿Cómo podemos sazonar sabroso? ¿Una buena sazón se hereda?

La sazón, según la RAE (Real Academia Española), es el “gusto y sabor que se percibe en los alimentos” una definición muy simple, sin embargo, también se encuentran otras cuatro definiciones que están relacionadas con el tiempo, la oportunidad, el estado y la ocasión. Estas características son precisamente las que contienen el secreto de una buena sazón. El equilibrio de sabores, el punto de madurez del alimento y el estado de perfección en cantidad y tiempos oportunos, dan como resultado un platillo exquisito.

Generalmente decimos “hay una buena sazón” cuando nos gusta la comida de una cierta persona o lugar, no solo porque sea aceptable o apropiada, sino por la sensación de deleite del paladar y olfato que generalmente encontramos irrepetible la cual se consigue con todo un ritual de preparación de alimentos y no solo con la adición de condimento y especias como mayormente se cree. Existen múltiples factores que intervienen en la elaboración de un platillo para que el resultado sea exquisito, estos factores abarcan desde la manera en que se cultivó algún ingrediente, ya que un poco más de agua en la siembra modifica su sabor, hasta el material del que están hechos nuestros instrumentos de cocina: aluminio, barro, madera, cobre, etc. Encontrar múltiples consejos y tips de cocina que nos recomienden en dónde comprar o qué material utilizar es muy sencillo; se puede recurrir a un familiar, el internet o un libro de cocina, sin embargo, el toque característico de cada persona se adquiere de manera empírica con la práctica y la experimentación.

La cocina es un trabajo de ensayo y error.

 

Homero Simpson quema la comida. Gif: internet

 

Si al cabo de múltiples intentos no consigues deleitar los paladares, no te aflijas. Una buena sazón implica llevar al sabor a un estado de perfección al encontrar el punto exacto de madurez, por lo que en realidad es algo muy difícil de alcanzar y pareciera una labor utópica e imposible.

Quien cocina delicioso tiene el don de la sazón

No obstante, existen algunas características de los buenos sazonadores a las que nos podemos apegar, pero primero hay que entender la diferencia entre cocinar bien y cocinar con sazón. La primera va dirigida a los platillos que de manera estricta cumplen con una serie de instrucciones que nos dan como resultado sabores ricos y estandarizados, fáciles de imitar como las recetas de los empaques. Por otra parte, la sazón es más difícil de reproducir ya que no basta con seguir la receta, hay que percatarse de los sabores que se van formando para adicionar u omitir algún paso lo cual nos lleva a cocinar sublime y no solo rico.

Tener una buena sazón es tener una virtud.

 

Delicious. Gif: internet

 

Ahora bien, las cualidades generales del sazonador comienzan y terminan con los sentidos. Se desarrollan y se aplican de manera conexa el gusto, tacto, olfato, vista y oído. ¿A qué huele una manzana? ¿Qué relación existe entre una textura rígida o blanda y su sabor? ¿Cuál el color que presenta cuando nos agrada su sabor?

Esto nos conlleva a un trabajo en el conocimiento de los alimentos tanto en su estado natural como en su reacción a la cocción o al contacto con otros. ¿Cómo son los sabores que nos ofrecen? ¿Cuáles son sus características distintivas? De esta manera podemos manejarlos eruditamente al encontrar el equilibrio perfecto del sabor con la complementación o disminución de los ingredientes ya que tenemos presente sus carencias y cualidades excéntricas.

  

Smelling. Gif: internet

 

Otro aspecto importante es el monitoreo constante de la evolución del platillo para poder reforzar o suprimir las cualidades que vaya adoptando. Para lograr este control se debe de tomar a consideración las condiciones como; el tiempo, el nivel térmico, la humedad, la calidad y madurez de los ingredientes, entre otras ambientales. Estas personas a contraparte del control también suelen ser una fuente continua de creatividad que no están atenidas a un solo procedimiento, ellas reflejan su personalidad en el platillo

Y, por último, poder escuchar la sinfonía de la cocina. El manejo y la mezcla de los ingredientes produce sonidos ya antes registrados en nuestra memoria que los asociamos con ciertos sabores, los sonidos de la cocción reflejan el avance del platillo, somos capaces de imaginarnos el sabor de una corteza dorada al oírla crujir o inclusive recordar el sabor de un delicioso filete al escuchar verter el vino en la copa con el que lo acompañamos.

  

El Chef Sueco – The Muppets. Gif: internet

 

Actualmente la sazón no está delimitada a una tradición culinaria cultural. Encontramos en múltiples mercados especias provenientes del otro lado del mundo que le dan a nuestra mesa un toque internacional y multifacético. También se tiene a disposición numerosos “cómplices de la cocina” como los sazonadores industriales que facilitan la labor culinaria al agregar elementos artificiales y quitar propiedades naturales del alimento con los que fueron realizados para poder estandarizar su sabor.

Todos estos elementos convierten a la cocina en un lugar versátil y nos dan facilidad para medir los niveles de concentración y complementar nuestro platillo.

Por otra parte, las disposiciones anteriores no implican una extinción para la autenticidad de la comida mexicana, al contrario, la van enriqueciendo. Así como la conquista española introdujo a la manteca que a diario le da vida a nuestras “garnachas”, podemos apoyarnos de alimentos de otros países para perfeccionar nuestra obra.

Afortunadamente la sazón mexicana cuenta con múltiples herramientas para lograr el deleite del paladar como la riqueza animal, vegetal o las recetas milenarias. Así que ve a la cocina y comienza a probar con los alimentos para desarrollar ese cotizado don.

¡Ve a encontrar tu sazón! 

 

Ratatouille. Gif: internet

 



nombre apellido

Lic. En Comunicación y Administración de Empresas de Entretenimiento (2014 a la fecha). Reconocimiento alumno TOP 1 de 100 mejores promedios. Reconocimiento de Fundación Alberto y Dolores Andrade por desempeño académico. Creadora del 1er Rally Comunícate y miembro fundador de UNITEC Got Talent.

Publicaciones recomendadas