Revolucionaria del amor



Foto: amp.tn.com.ar

Paulina Mora 14/10/2018   06:53 p. m. Cultura-Literatura






No me considero poeta,
ni mucho menos creo que hago con mis manos lo que muchos amamos, pero pocos comprendemos.

Me considero una revolucionaria en el amor y en las letras,
he aprendido a jugar con ellas y armar un crucigrama con tu cuerpo.




Bukowski sí que era un poeta. Sabines, Pablo Neruda y Cortázar, qué bellas mentes que nos han dejado un poco de su vida, un pedacito de su angustia.

Claro que no soy poeta.

Pero cómo me gustaría escribir como uno.

He dejado mi alma, corazón y sangre en papeles que a veces no valen nada, que escupir las palabras es mi mejor modo para gritar sentimientos.

Escribir y escribir.

Inspiración, viene de todos lados y no viene de ninguno, no es como que me ponga todos los días a las cinco de la tarde a escribir porquería que sale de mi boca; pero la poesía sí que me agarra en todos lados, pensándote.

A las tres de la mañana me tengo que levantar porque tengo un maldito poema atorado en la garganta que lo tengo que sacar.

Joder, sí que me gustaría ser la musa.

O Chepita, o que la noche esté estrellada y me dediquen los últimos versos, Maga, o las putas tristes.

Pero me tocó vivir en el siglo XXI, con las letras hasta la cabeza y la soledad en la taza de mi café, y espero que algún día alguien se acuerde de lo que solía escribir.

Revolucionaria del amor.

Sí.

Ese nombre me gusta.



Paulina Mora

Orgullosamente mexicana, mi pasión es leer y escribir; chica poeta y loca, un poco más loca que poeta.

Publicaciones recomendadas