¿Conoces estas leyendas urbanas de museos en CDMX?



Panteón de San Fernando. Foto: dondeir.com

Redaccion 05/08/2022   08:46 a. m. Cultura-Museos






La Ciudad de México narra, por sí misma, la historia del país a través de sus monumentos, calles y edificios. Debido a que varias construcciones tienen cientos de años de antigüedad, suelen ocuparse como museos, pues todo el material que resguardan o el espacio que abarca los convierte en documentos históricos.

También conservan historias oscuras. En varios de estos museos no pueden fatlar leyendas urbanas y, por supuesto, anécdotas paranormales que, si decides creerlas o no, intrigan a los visitantes y habitantes de la CDMX.




Hay quienes atestiguan ver fantasmas, apariciones extrañas, escuchar gritos o simplemente notan que las cosas cambian de lugar.

Aquí te contaremos algunos de esos sucesos paranormales que, se dice, ocurren en los museos de la capital del país.

 

El Museo Panteón de San Fernando

El Panteón de San Fernando abrió sus puertas en 1936 para los frailes del Colegio de Propagación de Fe. Años después, en 1850, se convirtió en un panteón público. En 2006 comenzó su servicio como museo, y hoy en día es considerado uno de los más antiguos de la Ciudad de México, donde puedes encontrar 70 tumbas y 700 nichos del siglo XIX.

Dentro están las tumbas de algunas figuras importantes en la historia de México: Ignacio Comonfort, Benito Juárez, Margarita Maza y la de Dolores Escalante, pareja de José María Lafragua.

 

Foto: diplomaciacultural.mx

 

Sobre esta última, algunos trabajadores aseguran que su espíritu deambula en las noches entre las tumbas, y que su alma sigue en pena por no haberse podido casar con su amado.

También se dice que el monumento de Juan de la Granja, quien trajo el telégrafo a México, cambia su bastón de mano con frecuencia.

Encuentra el museo en la Calle San Fernando 17, en el Centro Histórico de la CDMX, alcaldía Cuauhtémoc. La entrada es de martes a domingo de 11:00 am a 5:00 pm. La entrada es gratuita (al igual que los sustos).

 

Palacio de la Inquisición

Foto: thecity.mx

 

También conocido como el Museo de la Medicina Mexicana, este recinto fue testigo de muchos actos atroces entre 1736 y 1820,. Aquí, el Santo Oficio ejecutaba a los herejes que iban en contra de la religión católica.

En 1854 la Escuela de Medicina la adquirió para albergar su academia. Pero los estudiantes no tardaron en comenzaron a vivir experiencias paranormales. Si bien la UNAM adquirió el sitio en 1950, las historias de apariciones siguen vigentes.

 

Foto: mexicodesconocido.com.mx

 

En el presente, los vecinos cuentan que han visto el espíritu de un hombre decapitado; trabajadores han atestiguado la aparición de una mujer que acude a ellos para que la dejen descansar en paz.

Ella aparece frente a los vigilantes para pedir con gritos y desesperación, una sepultura cristiana, ya que su alma está atrapada en las paredes del palacio.

Una de sus leyendas antiguas cuenta que, en 1860 encontraron un túnel conectado con la Iglesia de Santo Domingo. Ahí había una sala secreta donde encontraron 13 momias; una de ellas se supone que es la de Fray Servando Teresa de Mier.

Este museo está ubicado en República de Brasil 33, en el corazón del Centro Histórico de Ciudad de México. Abre todos los días (excepto días festivos y vacaciones en la UNAM) de 9:00 am a 6:00 pm. La entrada es libre con identificación.

 

Museo de Cera

Foto: museosdemexico.com

 

Puede ser un inocente museo familiar, pero no es así.  El Museo de Cera abrió al público en 1979.  El día de hoy se exhiben más de 200 figuras de personajes reales y de ficción. Sin embargo, entre sus paredes, hay uno que no te gustaría encontrarte jamás. Se trata de  un espectro que se ha dejado ver en las noches.

Según los trabajadores, ese ente es el de una monja. La historia dice que esta mujer se tiró a un pozo por su desesperación de salir de un convento. Ahora, su espíritu ronda entre las figuras y pasillos del museo.

 

Foto: http://elsantodemidevocion.blogspot.com

 

También hay otras historias sobe las figuras de cera. En una de las salas que replica la de una plaza de toros, hay una estatua que se ha caído múltiples veces, a pesar de estar atornillada al piso. Y hace unos años se viralizó un video donde la figura de El Santo mueve los ojos.

El Museo de Cera está en Calle Londres 6, en la colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc.

 

Castillo de Chapultepec

Foto: bbc.com

 

El Castillo de Chapultepec es un lugar lleno de historia, con objetos y episodios invaluables que lo convierten en uno de los recintos más importantes del país. Y, sí, en verdad es uno de los lugares más bonitos de CDMX por su arquitectura y por las vistas hacia Reforma, al Lago de Chapultepec y al bosque mismo. Pero también es testigo de algunos sucesos que ponen los pelos de punta.

En 1864 el archiduque Maximiliano de Habsburgo y la princesa Carlota de Bélgica llegaron ilusionados al Castillo de Chapultepec para liderar el segundo imperio mexicano. Si bien ambas figuras no fallecieron en este recinto, los trabajadores cuentan que han visto el fantasma de Carlota, apurada buscando a su esposo.

 

Imagen: infobae.com

 

Incluso, por las noches, el piano de Carlota se toca aparentemente solo. Las puertas de habitaciones cerradas con llave se abren por sí solas, y dentro de la carroza imperial han visto la figura del mismísimo Maximiliano.

Del mismo modo, cuentan que han observado los fantasmas de Benito Juárez y Porfirio Díaz. Sobre este último, dicen que su elevador presidencial suele activarse solo.

Se escuchan cadenas arrastrándose y se ven soldados con uniformes de otra época, marchando y haciendo guardia como si esperaran un ataque al frente del castillo.

 

Rafael Solchaga | El Universal