El inspector llama a la puerta, obra de teatro con suspenso, misterio y humor



Imagen: Secretaría de Cultura

Redaccion 21/06/2022   10:52 a. m. Cultura-Literatura






Ambientada en Inglaterra, hace cien años, El inspector llama a la puerta “es una pieza dramática con suspenso, misterio y humor, que revela un trasfondo social que cobra vigencia” en la época actual.

La historia, recreada en 1912, muestra a la familia Birling, cuyas vidas están a punto de ser desenmascaradas, pues mientras se sientan a cenar para celebrar el compromiso de Sheila, la hija, quien se casará con Oliver, un próspero hombre de negocios, un golpe en la puerta anuncia la llegada de un inesperado visitante.




En escena son siete personajes y la mayoría son sospechosos de la muerte de una joven, pero “al final la obra tiene un giro de tuerca impresionante, que trasciende más allá de la lectura”, explicó el director Otto Minera sobre el montaje que se presenta en el teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque.

El inspector llama a la puerta, del dramaturgo inglés J.B. Priestley, es una de las obras que desde su estreno, en 1945, ha sido montada de manera constante, “lo que habla de su trascendencia y de su excelente estructura dramática”.

Minera destacó: “Priestley aplicó en el teatro las fórmulas de los textos policiacos y criminales, de los cuales Inglaterra tiene una larga tradición gracias al género de novela negra, pero el autor añadió un trasfondo social que se combina con un audaz personaje que sabe desnudar la verdad”.

Incluso “no sentí necesario hacer ninguna adaptación a la obra, ni cambiarla de época, porque lo que está escrito tiene razón de ser y debía ser contada tal cual fue plasmada por el dramaturgo, pues aunque se planteaba que el siglo XX sería de prosperidad y de paz, en realidad está plagado de guerras, desgracias y cataclismos sociales.

“En la obra se hace un llamado a hacer a un lado la enfermedad de la indiferencia que se manifiesta ante la suerte de los demás. En una de sus líneas el inspector dice: ‘Si no aprendemos estas lecciones, llegarán a nuestras vidas a sangre, fuego y angustia, donde quiera que habitemos’”, destacó el director.

Es una pieza dramática “perfectamente tramada, construida para otorgarnos el placer del teatro; una historia que nos va revelando una parte de lo que hacemos los hombres y las mujeres en el mundo, eso siempre nos resulta interesante, qué hacen los demás”.

El elenco, integrado por Carlos Aragón, Laura Almela, Pedro Mira, José Ramón Berganza, David Villegas, Leilani Ramírez y Helena Aparicio, se complementa con el diseño de escenografía y vestuario de Edyta Rzewuska, la iluminación de Patricia Gutiérrez; Joaquín López Chas en el diseño de escenofonía, y Aketzali Reséndiz en maquillaje y peinado.

El inspector llama a la puerta cerrará temporada el 17 de julio en el teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque, atrás del Auditorio Nacional. Funciones: jueves y viernes a las 20 horas, sábados a las 19 horas y domingos a las 18 horas.

 

Ana Mónica Rodríguez | La Jornada