Denuncian que tatuadora intervino el mural de un inmueble del siglo XVIII



Imagen: plumasatomicas.com

Redaccion 05/04/2022   09:44 a. m. Cultura-Museos






El ingeniero e historiador Javier Lara Bayón dio a conocer que una “artista y tatuadora” decidió “restaurar” “con total irresponsabilidad” la pintura mural de la capilla de la hacienda de Arroyozarco, un inmueble del siglo XVIII.

Lara Bayón indicó que desde hace una semana, llegó al inmueble histórico ubicado en Aculco, Estado de México, Amanda Quintana, “quien se hace llamar ‘artista visual y tatuadora’. Con total irresponsabilidad decidió ‘restaurar’ la pintura mural de Arroyozarco y el resultado es desastroso. Ella misma ha publicitado en Instagram su intervención”.




De acuerdo con el historiador, la capilla de la hacienda de Arroyozarco estuvo dedicada a Nuestra Señora de Loreto y es una construcción del siglo XVIII que fue levantada por los jesuitas: “Se trata un edificio lleno de historia en ese punto importantísimo del Camino Real de Tierra Adentro”.

Hacia 1997, dijo Lara Bayón, en la restauración de su cubierta se descubrieron restos de la pintura mural que la adornó en el siglo XVIII, semioculta después por una nueva capa de pintura mural del siglo XIX. Se dejaron testigos de las dos épocas en la parte superior del muro, cercana al techo.

Entre esos restos estaba un “remate barroco que pudo ser de un retablo fingido o de una hornacina pintada en el muro en tiempos de los jesuitas” y detalló que “la cenefa (adorno o elemento decorativo) es de una época posterior, neoclásica y del siglo XIX”.

 

La "interventora" en acción. Foto: El Universal

 

Sin embargo, acusó que hace una semana llegó Amanda Quintana, quien hace llamar “artista visual y tatuadora” y que “con total irresponsabilidad decidió ‘restaurar’ la pintura mural de Arroyozarco”.

Por esa intervención, Lara Bayón pidió a Diego Prieto, director del INAH, y a Luis Antonio Huitrón Santoyo, director del Centro INAH del Estado de México, que actúen lo antes posible para que “detengan este atentado”.

Por su parte, el INAH informó a través de su área de Comunicación que “ya se asignó un restaurador para revisar el área”.

 

Melc | El Universal