#Letraygarabato, por Zopilote



Zoe Granados 17/01/2022   08:24 a. m. Opinion-






Segundo aniversario

 

Se están por cumplir dos años de los primeros casos que se dieron a conocer de covid en territorio mexicano y tras esto el inicio de la cuarentena con la toma de acciones por parte del gobierno y la sociedad en el país.




Al principio no se tenía idea alguna de cómo hacer frente al virus, tanto en el sector salud como el civil, y por eso se pidió a la población no salir de sus hogares y resguardarse; pero en una nación donde la mayoría vive de los ingresos que obtiene al día esa no era opción.

En caso de salir la mejor defensa que se podía tener era el uso de cubrebocas con caretas, la sana distancia y la higiene constante de manos, pues no existía vacuna en el mundo y los tratamientos no garantizaban una mejoría rápida: estar fuera en las calles o en el transporte para ir a trabajar era un riesgo que había que tomar.

Por si fuera poco, con la pandemia también vino una infodemia que trajo información falsa que espantó y creo desconfianza entre la sociedad mexicana con las instituciones de salud: para la oposición al gobierno, esto sirvió de herramienta para desprestigiar el manejo sanitario llevado a cabo.

Conforme transcurría el tiempo, a la vez que se anunciaba el surgimiento de distintas vacunas llegaban noticias de nuevas variantes de coronavirus en diferentes países que eran más transmisibles: a estos índices de aumento en los contagios se les llamó como olas de covid.

Hoy en México, iniciando el 2022, se está entrando a la cuarta ola de covid con casos de la variante ómicron y aunque se cuenta con una población vacunada que ya va por su tercera dosis de refuerzo y con la capacidad hospitalaria no rebasada aún, debemos seguir cuidándonos y tomar las medidas básicas: el uso de cubrebocas, la circulación del aire en espacios cerrados, la vacunación y la distancia social por más que nos duela.

Como mexicano que disfrutó del semáforo verde de covid en pleno Guadalupe Reyes, es momento de ser consientes y volverse a guardar para detener la cadena de contagios; nuevamente, con el incremento de enfermos en todo el país, solo hay que salir en caso de ser necesario. Eso quiere decir que los tamales del 2 de febrero por el día de la Candelaria no son indispensables, cuídate y cuida de los otros en esta época virulenta para que más adelante, con nuevas armas y defensas, podamos reunirnos con los amigos y la familia.

 



Zoe Granados

Pasante en Historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Monero ilustrador. Participa como locutor en el programa de radio "Aquelarre de la historia" que se transmite en el FARO de Indios Verdes. Colabora como editor en el proyecto "Voz andante. Cultura y recreación". Sus pasatiempos son dibujar, viajar y la buena comida. Le gusta participar en distintos proyectos de difusión de la historia. ...Leer más

Publicaciones recomendadas