#DesdeLaAcademia, por Verónica Zárate Toscano



Verónica Zárate Toscano 22/11/2021   12:19 p. m. Opinion-






Mujeres revolucionarias

 

Carlos María de Bustamante, fue un aguerrido y pasional escritor del siglo XIX. Publicó periódicos, una historia de la independencia y además, llevaba un diario, que posteriormente se publicó, donde relataba el día a día entre 1822 y 1848. También se encargó de acuñar héroes y hechos históricos buscando formar el panteón de la patria. De su factura es el mito del “Niño artillero de Cuautla” exaltando la valentía de Narciso, quien dio un cañonazo durante la guerra. Sabemos que un mito es una historia imaginaria que altera la verdad.




Estos mitos ayudaban a personificar los sucesos pensando que, de esta manera, el proceso sería más comprensible, sobre todo para los niños. Y hoy que conmemoramos el aniversario de la Revolución Mexicana, en los eventos oficiales salieron a relucir unos personajes que podría pensarse que se fabricaron de la misma manera.

Dos están vinculados, o más bien vinculadas, a los famosos corridos revolucionarios. Por supuesto que conocerán aquel que dice “Valentina, Valentina / yo te quisiera decir / que una pasión me domina / y es la que me ha hecho venir”.

Pues resulta que en el archivo de la Secretaría de la Defensa Nacional encontraron el expediente, incluso con fotografía, de Valentina Ramírez Avitia, quien “se involucró en la revolución a la edad de 17 años”. Y ya está, es la inspiración del corrido que surgió alrededor de 1914.

Y hay otro caso -pero de ésta no se tiene foto, solo una ficha- de una enfermera llamada Adela Velarde Pérez. A los 13 años, la chihuahense se escapó de casa, se unió a la lucha y se dedicó a curar a los enfermos. Y ella inspiró aquello de “Y si Adelita se fuera con otro / la seguiría por tierra y por mar / si por mar en un buque de guerra / y si por tierra en un tren militar”.

Este verso apareció en los billetes conmemorativos del centenario de la revolución hace 11 años, que hoy han desaparecido. En el centro del billete aparece otro personaje femenino legendario y mítico: la soldadera que personifica a tantas mujeres que acompañaron a los revolucionarios.

Además de estas mujeres revolucionarias, en el carro alegórico del estado de Guerrero que desfiló el 20 de noviembre, se representó a Sara Castrejón, una mujer que fotografió la revolución en el sur del país, en Teleolapan.

Y con estos personajes y otros más, se ensalzó a las mujeres por su participación en la revolución y por su pertenencia al ejército entonces y ahora, vinculando así pasado y presente y aprovechando una festividad cívica que incluyó otro discurso presidencial, cuadros teatrales, canciones, desfiles y multitudes que presenciaron lo que pudieron en este 111 AnivDeLaRev…



Verónica Zárate Toscano

Doctora en Historia por El Colegio de México. Nivel II del Sistema Nacional de Investigadores. Desde sus primeras investigaciones ha abordado el estudio de la prensa en el periodo de la Independencia, tanto en México como en España. De igual manera se ha interesado por la historia de las mentalidades y de la vida cotidiana. Profesora–investigadora del Instituto Mora.

Publicaciones recomendadas