De Tae Kwon Do y más, por SBN Yuri LópezGallo



Practicantes de Taekyun. Foto: Internet

Yuri LópezGallo 13/09/2021   11:08 a. m. Opinion-






Son Duk Ki el último maestro sobreviviente del Taekyung

 

Todos los amantes y practicantes de Taekwondo hemos escuchado esa leyenda que nos contaron, de que un pequeño número de maestros de un misterioso arte marcial coreano llamada Taekyun, antecesor directo del Taekwondo practicaron en templos, montañas cascadas y bosques su arte marcial, siempre a escondidas de los invasores japoneses con el fin de evitar la completa desaparición de su arte…




La historia nos muestra que los hechos ocurrieron de manera completamente diferente, al menos en el caso del ÚNICO MAESTRO DE TAEKYUN (o Taekyun Khun) sobreviviente a la invasión japonesa reconocido por el gobierno de Corea del Sur y me refiero a Son Duk Ki.

 

Maestro Son Duk Ki. Foto: Internet

 

Song Duk Ki Nació el 19 de enero de 1893, era el hijo más pequeño de la familia, los registros oficiales cuentan que en su familia hubo 7 hermanos y 7 hermanas (aunque sus alumnos más cercanos aseguran que solo eran dos hijos y tres hijas). Comenzó con el entrenamiento a los 12 años (1905) bajo la tutela de uno de los maestros más reconocidos de la época: Im Ho.

Im Ho fue uno de los maestros de Taekyun más importantes de la historia de Corea, era uno de los “Ocho maestros de Seúl”, se decía que tenia una gran fuerza y que cuando sujetaba a alguien no había escapatoria, en palabras de Son Duk Ki:

“Cuando el maestro Im Ho corría entre los árboles del bosque parecía que estabas viendo a un tigre por la gran agilidad y velocidad con que lo hacía, cuando ejecutaba una técnica lo hacía con la fuerza y la rapidez del leopardo, cuando saltaba era capaz de saltar sobre una valla y en combate era capaz de enfrentar a dos o tres adversarios a la vez” y siempre, siempre vestía ropa tradicional coreana”.

Estas fueron las razones para que Im Ho fuera apodado “el Tigre de la Montaña Inwang”.

Todos los registros alaban la integridad moral y de comportamiento de Im Ho, lo reconocen como “un modelo para todos sus alumnos y extremadamente gentil, pero también como muy exigente y estricto dentro de su enseñanza”.

Son Duk Ki le contó al Doctor Hee Young Kim como eran sus entrenamientos de Taekyun:

“Solíamos entrenar en un lugar vacío cerca de Kan Ja Pa Wi “Roca de la Papa” en la montaña Wang. Entrenábamos una hora al día. El lugar de la siguiente práctica podía cambiarse de un momento a otro y con poco tiempo de antelación, el maestro simplemente nos notificaba cuándo y dónde se realizaría la siguiente clase. Cuando entrenábamos, vestíamos ropa tradicional coreana común y sandalias de paja de arroz. Al entrenar, pateábamos las bases de los troncos de los árboles, primero con la pierna izquierda y luego con la derecha. Algunas veces construíamos con paja de arroz un dommie con la forma de una persona, lo colgábamos de un árbol y practicábamos las patadas voladoras (sic). No teníamos un programa de técnicas para la clase, simplemente el maestro nos mostraba una técnica y nosotros lo imitábamos por nuestra cuenta hasta que pudiéramos ejecutarla de manera correcta, sin embargo, dedicábamos mucho tiempo a la práctica del combate libre entre dos adversarios (uno contra uno).”

 

Toda una leyenda. Foto: Internet

 

Bajo la tutela de Im Ho, Son Duk Ki comenzó a competir y pronto ya se había hecho de un nombre, por lo que viajo por muchos distritos de Corea para competir en 'Kyulyun Taekyun Pan” (nombre original de las contiendas de Taekyun), el Doctor Kim registra que “a pesar de no ser muy alto, sus técnicas eran muy fuertes y precisas, además ejecutaba de manera correcta un gran número de técnicas tanto de ataque como de defensa, por lo que empezó a ser popular entre los demás competidores”.

Son Duk Ki entrenó bajo la tutela de su maestro por 10 años, hasta que a los 22 años (1915) dejó de entrenar Taekyun a instancias de su familia, la narrativa que se cuenta dentro de los círculos oficiales del Taekyun es que “el miedo a que los japoneses lo atraparan y el evitar que se convirtiera en un peleador los impulsaron a pedirle a Son que abandonara su entrenamiento”.

Un análisis de los datos y de los dichos me permiten dudar de esta versión:

  1. En palabras del propio Son Duk Ki:

“Cuando Japón invadió Corea, si se reunían más de diez personas. los soldados comenzaban a dispersarlos con látigos. La gente no quería que los azotaran, así que no se reunían. Es cuando el Taekyung comenzó a desaparecer”.

  1. Son Duk Ki YA era reconocido como un peleador experto.

Sea por las razones que fuera, Son Duk Ki abandonó el entrenamiento del Taekyun y comenzó con una nueva pasión marcial que lo acompañaría por el resto de su vida: La arquería coreana, actividad en la que Son Duk Ki se convirtió en un experto.

Dentro de su vida Son Duk Ki careció de un trabajo estable: fue instructor de acondicionamiento físico en el ejército, jugador profesional de futbol y a partir de 1933 a la edad de 40 años como guardia de seguridad de un teatro. Se cuenta que había muchos pandilleros y maleantes rondando los teatros, por lo que cada establecimiento debía contar con personal de seguridad, gracias a sus gran capacidad técnica y física Son Duk Ki pudo mantenerlos a raya e incluso se dice que se enfrentó con Kim Du Han, quien fuera el líder una temible pandilla conocida como “Jongro” y que era reconocido como el “mejor peleador de Corea”.

El tiempo paso y años después en 1958, Soon Koo Lee, un guardaespaldas del presidente Seungman Rhee al enterarse de que Son Duk Ki sabía Taekyun y sabiendo que el dictador de Corea había sido aficionado a esta práctica durante su juventud, invita a Son a realizar una demostración de su arte ante el presidente en la celebración de su cumpleaños. Fue así como se realizó la famosa primera exhibición del verdadero arte marcial de Corea ante el presidente.

Existen diferentes versiones sobre el efecto que causo esta demostración, el Doctor Kim la registra como un éxito, ya q que el presidente Rhee le dijo a Son Duk Ki “eres grandioso para no tener un maestro vivo contigo”, sin embargo, existen versiones que apuntan que:

 

Gran maestro del Taekyun. Foto: Internet

 

“La audiencia estaba demasiado acostumbrada a las artes marciales japonesas, que son directas y moderadas, por lo que no mostraron ningún interés en Taekyun, cuyos movimientos son suaves y fluidos como un baile”.

 La falta de interés general lastimo el orgullo de Son Duk Ki, sin embargo, alguien dentro de la audiencia quedó muy interesado en el Taekyun:

Park Chul Hee, quien además de ser un prestigioso maestro de Koong Soo Do, era líder uno de los Kwanes más prestigiados de arte marcial, el Kang Duk Won, y que fungía como instructor de los guardaespaldas del presidente decidió buscar a Son Duk Ki para aprender de él.

De aquí surgió una relación muy cercana entre Son Duk Ki y el Park Chul He, la famosa sesión de fotografías donde se muestra a Park y Son entrenado Taekyun, cada uno vestido con la ropa propia de su arte marcial se llevó a cabo en el Gyeongbokgung, el palacio real de la dinastía Choson, y el cual se encontraba aún cerrado al público, un pequeño detalle para el instructor en jefe de la guardia presidencial, quien logró el permiso y el apoyo del presidente para realizar esta sesión, la siguiente foto forma parte de esa sesión y son el primer registro fotográfico de la historia  de adultos practicando Taekyun.

Otro de los maestros de Kang Duk Won que mantuvieron una estrecha relación con el Taekyun y con Son Duk Ki fue el maestro Kim Byung Soo, quien a la partida del maestro Park Chul Hee a los EUA, continuo su relación y apoyo para Son Duk Ki y el Taekyun, sin embargo, el maestro Soo también abandonó Corea para emigrar a los EUA.

El Taekyun no gozaba de gran popularidad en contraposición al extremadamente popular Taekwondo, algunos lo atribuyen a las grandes diferencias entre la fuerza y potencia de los movimientos del arte marcial japones y los movimientos suaves y fluidos del Taekyun, aunque podría haber otro factor importante:

“Son Duk Ki era un hombre de pocas palabras y bastante terco, por lo que era difícil acercarse a él, pero tenía un corazón cálido. Todos los que lo conocen bien están de acuerdo en que la razón principal por la que Taekyun no se transmitió a muchas personas se debió a su personalidad. Como era antipático, brusco y terco, no enseñaba a los demás con amabilidad y era muy difícil aprender de él sin sentirse humillado”.

En 1971, Son Duk Ki realizó una sesión fotográfica para “Kukki Taekwondo” y en 1972 tuvo una aparición en la revista “Taekwondo Fall Edition”, en ambas actividades se buscó de manera tácita al Taekwondo con el Taekyun. Lo anterior hizo que muchas personas se interesaran en el Taekyun y en tomar instrucción por parte de Son Duk Ki, desafortunadamente la mayor parte de los alumnos desistieron de los entrenamientos, quizá por el mismo carácter de Son Duk Ki.

En estos años, Son Duk Ki para poder vivir se dedicó a varias actividades, desde la realización de artesanías hasta la venta de bienes raíces.

 

Taekyun. Foto: Internet

 

Fue hasta que, en 1983, el Taekyun fue reconocido como como el 76° “Patrimonio Cultural Inmaterial del Pueblo Coreano” y Son Duk Ki fue reconocido como “Tesoro Nacional Humano de Corea”, en el que el Taekyun comenzó a ganar popularidad y por supuesto, mayor notoriedad.

La persona que impulso el reconocimiento oficial del Taekyun fue Shin Han Song, quien en su juventud había aprendido Taekyun y Sirum.

El maestro Son Duk Ki murió el 22 de julio de 1987 a la edad de 94 años.

Sin duda de los mitos más extendidos dentro de la historia oficial del Taekwondo (tanto en Kukkiwon/WT como en ITF) es que el Taekwondo es el heredero del “arte marcial milenario coreano del Taekyun”, la historia del último maestro de Taekyun es otra prueba de lo falso que son estas declaraciones.

Sin duda el Taekyun es una herencia histórico/cultural del pueblo de Corea, además de que a últimas fechas ha tenido un desarrollo y organización muy amplia, la cual, paradójicamente se ha basado en la estructura del Taekwondo.

 

Más información en https://sbnyurioficial.com 

 

 

 

 



Yuri LópezGallo

Licenciado en mercadotecnia por azar, especialista en publicidad por una beca, maestro en Administración porque ¿por qué no? , Doctorando en Educación por terquedad, Cinta Negra 6to Dan en Taekwondo por voluntad y crossfitero solo por gusto…

Publicaciones recomendadas