ARTESANÍA POLÍTICA, por Jorge Luis Oliva



Foto: senado.gob.mx

Jorge Luis Oliva 22/02/2021   02:53 p. m. Opinion-






Felix Salgado Macerdonio

Los favores con impunidad se pagan

 

¡Ah que la polaca! No cabe duda que el asunto del discurso y la fidelidad a las posturas pueden más que la razón y el sentido común. No cabe duda que por encima de lo evidente, siempre imperará el amiguismo, la sonrisa pa´la foto, la ceguera electorera, el bien del partido.




Vaya que forma tiene Morena de darnos un golpe en la cara, vaya pues el cinismo con el que nos muestran los mismos recursos que, según ellos, habían lavado y enaltecido de tal forma, que parecía imposible una jugada tan temeraria.

Hoy, al calor de las próximas elecciones, todo es posible, incluso la resurrección de un personaje que para efectos prácticos, lúdicos y de mera ilustración histórica, llamaremos Lázaro Macedonio. Dicho personaje, venido de los rincones más profundos de una tradición partidista institucional que después se segregó en un ala de izquierda, nos aparece hoy, ungido, bendecido por el gran maestro,  resuelto a reivindicar una vida llena de dudas y pecados, no lo culpo, en otras circunstancias y posiblemente en el espacio de lo privado, este esfuerzo fuese loable, pero la cosa es que en lo público, para fortuna de la memoria de las víctimas, nada debe ser invisible.

 

Foto: elsoldemexico.com.mx

 

Y es que el enojo por la candidatura de don Lázaro es natural, y debe serlo, no solamente por su pasado como servidor público, sino por lo condenable de sus actos, que en ejercicio de su poder ejerció contra las mujeres. Las acusaciones que se lanzan contra este personaje no son menores, y deben (en el terreno de la teoría jurídica) ser juzgados, aún pese al fuero que ostenta. Sin embargo, sabemos de antemano que no será así y que será calificado como un hecho aislado, un mero incidente ocasional que es difícil de probar (entendiendo esto bajo nuestro sistema penal como una prebenda que viene con el paquete de cualquier tipo de fuero).

Pero bueno, dejémonos ya de alegorías y parangones irónicos sin sentido. La ratificación de la candidatura de Felix Salgado Macedonio se corresponde por entero con el discurso, silencioso, pero contundente, que el ejecutivo ha venido manejando respecto de los temas álgidos que se discuten en la agenda pública desde hace ya unos años.

No logro entender, o bueno, sí, si entiendo que estas posturas del presidente tienen un trasfondo moral muy específico, dictado, quizá (esto sí es una especulación) por su profunda creencia y fe judeo-cristiana, que en sus preceptos más profundamente conservadores, esos temas, en específico los que competen a los derechos de las mujeres, son claramente indiscutibles, claramente inamovibles.

 

Foto: proceso.com.mx

 

Por eso es que resulta natural una reacción como la que se ha venido dando, no se puede entender que todo este aparato partido-gubernamental maneje un discurso con trasfondo doble moral (es claro pues que es más frecuente de lo que se piensa), y aunque parezca una obviedad este hecho, contextualicemos lo siguiente. Ellos llegaron a ostentar el poder que hoy tienen, esgrimiendo una carga discursiva que en otrora tiempo parecía hasta disruptiva, ellos, esgrimieron argumentos que dibujaban en el horizonte un espacio distinto, una locura distinta a la que ya veníamos padeciendo en la costumbre, ellos nos convencieron de su lucha.

Es pues que bajo estas aristas, a la vista es indignante, insultante y hasta traicionero que en beneficio de una continuidad y de una acumulación de poder descarada se obtenga como resultado de esa confianza de urna, un bodrio, un monstruo que es incapaz de ser mínimamente congruente con sus figuras retóricas.

Pero no, no podemos acusarlos totalmente de incongruencia política, ahí, para ser honestos, han sido sumamente eficientes, se han cubierto muy bien las grietas y se han establecido mecanismos de manejos de crisis basados en la fe ciega de una feligresía contenta por lo que parece ser la justicia social anhelada. Sin entender que nunca han dejado de ser la carne de cañón.

Aunque parezca que no, pero estamos ante un hito dentro de la administración amlista, tras este hecho, se terminan de configurar los derroteros con los que se guiará y desarrollará la 4T.

Hoy, Felix Salgado Macerdonio (no, no me equivoqué al escribir el apellido) es la clara imagen de una forma de gobernar que se ciñe sobre nuestras cabezas, es el establecimiento de una ética, de una moral que deja fuera del campo de acción del cuerpo político a un gran número de grupos sociales que podrían sumar y hasta lograr algo de equilibrio en todo este caos.

 

Foto: reporteindigo.com

 

El Presidente ha hecho oídos sordos a toda esta ola de exigencias justas por retirar la candidatura a Felix, y seguirá en esa postura, asido a la idea (ahora sí democrática) de la separación entre la vida partidista y las atribuciones del ejecutivo, como si él no fuese la única figura que mantiene la cohesión en ese híbrido de instrumento de participación política, que han tenido la osadía de llamar Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA pues.

Y es que no conviene que una situación así llegue a suceder, pese a toda la presión social que se posa sobre este aparato partido-gubernamental, no se logrará mover un ápice una decisión tomada. ¿Por qué? Por las razones que a continuación enumeraré:

  1. Al igual que con el asunto del cubre bocas, hay que mantener una congruencia discursiva, pese a que ello represente un descontento social, para esta administración, gobernar es lo último, lo esencial es la imagen del presidente
  2. En tiempos de elección, solo se tiene en mente una cosa, cuidar y engordar tu capital político sin mostrar cualquier signo de debilidad política,

 

Por lo tanto, sí, en términos fríos, están dispuestos a cargar con el costo político de una decisión como la que tomaron, antes de retroceder en una carrera que ya saben ganada, porque aún les alcanza ese bono electoral para mantener el poder en ambas cámaras.

Lamentablemente, insisto, la lucha por los derechos de las mujeres y la implementación de justicia en la violación de sus derechos y de su integridad, no es y no será un tema que se aborde con profundidad en este sexenio, se tocará y se hará lo mínimo cuando se pueda obtener algún beneficio de ello, mientras esto no suceda, seguirá postergándose hasta la eternidad más próxima, que en el muy curioso caso del espacio-tiempo que actúa sobre México es cada 6 años.

 

Foto: julioastillero.com

 

Vamos a prepararnos todos, veremos a Salgado Macerdonio ser Gobernador de Guerrero y al Presidente decir desde su tribuna, que todo esto es una argucia de la derecha conservadora para desestabilizar su gobierno y evitar el avance de la 4T.

Como siempre, espero me callen estas letras y actúen en contrasentido de su imaginario discursivo, ojalá me callen estas letras y la impunidad de un violador no sea la moneda con la que se paguen los favores.

 

Foto: mexico.quadratin.com.mx



Jorge Luis Oliva

Nacido en el hospital Magdalena de las Salinas al norte de la Ciudad de México el día 6 en el último mes del sacudido año 1985. En algo parecido a una especie de sentencia de corte esotérico al estilo “año de nacimiento es destino”, su vida ha sido así, temblorosa y sacudida, llena de dudas y respuestas. Con el paso del tiempo y tras un crecimiento, algo desesperado, el sujeto por el que se escribe esta semblanza abrió su mente a los libros qu...Leer más

Publicaciones recomendadas