ARTESANÍA POLÍTICA, por Jorge Luis Oliva



Foto: capitalez.net

Jorge Luis Oliva 14/08/2019   03:38 p. m. Opinion-






 

El país que no debería existir

 




México es un país que ya no debería existir, es un Estado que solo debiera ser un recuerdo y un ejemplo de lo que significa irse separando más y más cada día.

Sí, sé que es una sentencia demasiado fuerte, dura e hiriente, pero estos últimos hechos que han acontecido estas dos semanas han profundizado los principales problemas que nos aquejan, problemas que nos tienen del cogote.

Desde ya, debo aclararles a los lectores de esta columna que este artículo de opinión tendrá poco de objetivo ya que será escrito desde la rabia y la ira que provoca la impunidad y la indolencia de nuestras flamantes autoridades. Por lo tanto, ruego encarecidamente mil perdones si me veo señalando inquisitivamente las obviedades que todos conocemos, es necesario.

Bueno, comencemos.

 

¡Rosario! ¡La corrupción Rosario!

Qué manera de abrir boca, el país amanece con la posible vinculación a proceso de Rosario Robles por los delitos de malversación de fondos, fraude al Estado Mexicano, simple y llana corrupción.

 

Foto: luznoticias.mx

 

¿Por qué me atrevo a llamarla simple y llana? Porque al igual que la violencia, la corrupción se ha convertido en parte de nuestro ADN, es un mal que se ha mimetizado con el diario acontecer de cada una de las ciudades que conforman este gran país, es pues, un modus vivendi sin el cual simplemente no nos reconoceríamos como pueblo, o como parte de una sociedad.

Es por eso que si volteamos a ver con detenimiento, cada uno de los rostros que miran las noticias del suceso, se encontrarán desencajados ya que muy en su interior saben el desenlace de esta historia, historia que en realidad es una novela que ya hemos visto en otras ocasiones y que como aquella trilogía de Las Marías, el final será satisfactorio para la protagonista.

El asunto está en que las declaraciones de defensa por parte de la imputada han sido claramente ridículas y francamente insultantes, a todas luces se veía que su gestión en la antes SEDESOL y en SEDATU teníanciertos tintes extraños, el agua que corría por aquellos lares no era lo demasiado clara por más que se intentara mostrar lo contrario.

 

Foto: psn.si

 

En este contexto y con el sexenio de Enrique Peña Nieto terminado ya, en esta 4T nos queremos convencer que el centro de todos los esfuerzos es el combate a la corrupción, esto es así porque nos han repetido hasta el cansancio que terminando con este fenómeno que ya es nuestro, podremos salir adelante y desarrollarnos como nos merecemos.

¿Será posible? ¿Cómo pretenden convencernos de tal barbaridad? Lo cierto es que esta antropología de la corrupción, esta cultura del robo legalizado e impune estámás allá del esfuerzo que pueda realizarse en 6 años, primero que nada se necesita sentar las bases morales -que nada tienen que ver con la construcción de una constitución de esa índole- para establecer como siguiente paso a seguir, una cuestión de Ética colectiva en la que el robo sea realmente un delito para todos y no solamente exclusivo de aquellos que no ocupan cargos públicos.

Con esto no quiero descalificar la detención y posterior ingreso de la imputada al penal de Santa Marta, solamente señalo que el mantra de la 4T parece ser una utopía que a diferencia de la que describe Galeano, no nos permite, ni sirve para caminar.

Entonces ellos, de tanto repetirse su incansable lucha contra la corrupción han perdido el foco de lo que es realmente la corrupción, a fuerza de palos y quien sabe qué tipo de negociaciones vemos hoy a Rosario Robles en las pantallas televisivas de todo el país. Ella, con un aire escéptico, casi triunfalista nos dice que Enrique y Meade sabían de esta problemática de la cual es acusada. Como queriendo destapar el chiquero, nos señala hacia otro lado, tratando de decirnos miren, es que ellos también están involucrados y también lo sabían

 

Foto: elfinanciero.com.mx

 

Querida Rosario, no es que no nos importe el hecho también casi contundente de la complicidad de otros servidores públicos en el asunto, lo que nos importa es el hecho de la omisión, porque si como nos mencionas, ya estaba en proceso todo ese cochinero en aquella secretaría que ocupaste campantemente, ¿Por qué entonces no trabajaste para detenerlo? ¿Por qué no hiciste las denuncias pertinentes ante las autoridades encargadas de perseguir esos delitos? Esto te lo pregunto desde la misma lógica que manejan ustedes, esa en la que las Instituciones son las facultadas para dirimir todo esto deslindando las responsabilidades correspondientes.

Mira Rosario, insisto, no es que no nos importe el hecho que señalas, lo cierto es que parece que por fin respiramos un poco de aquella mano que no nos deja vivir como realmente queremos, hoy que estas vinculada a un proceso delictivo quisiera decirte que te entendemos, que eres una víctima más del sistema de justicia que ustedes mismos han creado, pero no, temo decirte que solamente tuviste mala suerte porque parece ser que en el tablero político has salido perdiendo y bueno, alguien tiene que tener la culpa.

Dicen que la Fiscalía pedirá 7 años por los delitos cometidos, sinceramente se me hace poco analizando profundamente todo el daño hecho durante tu gestión, quiero suponer desde ya que entiendes lo que significa realmente el delito que se te imputa, quiero suponer que entiendes que viviste a costa de defraudar la confianza de quienes indirectamente confiaron en que realizarías un trabajo basado en la ética profesional que significa ser un servidor público.

¡Ay Rosario! ¡La corrupción Rosario! esa que has hecho tuya en todo momento y que ya se veía como parte de ti en aquel año en que Ahumada también fue vinculado a proceso y encarcelado.

¡Ay Rosario! ¡La corrupción Rosario! esa que hoy te voltea cara y te deja sola, frente a los millones de mexicanos que esperan con toda la esperanza que un artilugio legaloide no te permita salir del penal porque un juez te otorgó un amparo por falta de pruebas contundentes.

Por el bien de esta nación que ya no debería existir, espero fervientemente que nos olvidemos de tu nombreporque te perdiste en la oscuridad de aquel penal, y que si alguien alguna vez llegue a mencionarte te miremos como la realización de un sueño, el inicio de una época en la que el fraude y el desfalco a las arcas del Estado sea considerado como lo que es, un enorme y asesino delito.

 

#EllosNoMeCuidanEllosMeViolan.

Como siguiendo con el tema pero desde otra arista nos llega desde las oficinas gubernamentales que imparten justicia lo siguiente:

Hasta el día de hoy van tres casos de chicas que han sido violentadas sexualmente en la CDMX, al menos tres que alcanzamos a ver de seguramente miles, entre los que se denuncian y los que no.

Una menor que caminaba hacia su casa en la Alcaldía de Azcapotzalco fue de pronto interpelada por elementos de la policía, elementos que con un no deberías ir solacomenzaron un terror que hasta ahora no ha encontrado un desahogo para la víctima.

 

Foto: milenio.com

 

¡Caramba! hablamos pues de una niña de 14 años, 14 escasos años, y esos 14 años bastaron para que entendiera que el Estado Mexicano la considera culpable de la violación porque aunque existan las pruebas necesarias, videos y peritajes hechos que confirman la violación, ella tuvo la mala fortuna de caminar por esa calle, a esa hora.

Realmente en este tipo de casos no logro entender que criterios utilizan las autoridades encargadas de impartir justicia para discriminar quien es culpable y quien no de un acto como este. Aquí sin duda cabe cuestionarse más bien ¿Qué tipo de autoridades tenemos? y ya más específicamente ¿Qué criterios fuera del amiguísimo, se tienen para determinar quién debe ocupar qué cargo?

Sin duda es lamentable esta situación, sin embargo, no debemos perdernos y entender que esto sí es un caso más, pero también es un paso más hacia el fondo, que este acontecimiento nos señala a todas luces la desunión, la normalización de la violencia y el nivel de impunidad e injusticia en el que estamos inmersos.

Luego como una especie de presagio, como un sistema probado y engrasado constantemente, comenzó el desfile infernal de irregularidades en un proceso que parece desde el principio más que claro, primero, la corrupción hace de las suyas y por ahí “alguienfiltró los datos de la denunciante, cosa que hizo recular en la decisión de llevar a las autoridades esta situación, sobra decir que esto constituye una decepción por parte de la sociedad ante estos hechos

Ya entrados en gastos, como un remate, la procuradora sale a decirnos que a pesar de las pruebas periciales y el video obtenido de las cámaras, es muy probable que los responsables salgan libres porque no existen suficiente elementos que vinculen a los posibles inculpados con el hecho que se está tratando” ¿De verdad? ¿Qué tipo de burla es esta? Ustedes no se cuestionan estasdeclaraciones tan soltadas al aire, tan cínicas y tan llenas de un odio al ciudadano.

 

Foto: unicable.tv

 

La violencia entonces es el signo con el que se gobierna y la impunidad es quien dicta siempre los pasos a seguir para determinar las culpabilidades en cualquier caso. No puede uno levantarse y simplemente ignorar un hecho así, ¡Caray! estamos hablando de esos personajes que en primera instancia deberían velar por nuestra seguridad, en teoría con ellos uno debería sentirse plenamente convencido de llegar a casa a salvo.

En fin la cosa es que los responsables siguen por ahí, en pareja, al asecho de alguien más que ande caminando solapor las calles que patrullan, todo ello por una presunción de inocencia que ha primado una ceguera y un manto protector que a pesar de las pruebas que se presenten, lo importante es salvaguardar la imagen de una policía y una institución que hace poco protestaba en un acto irónico pidiendo el apoyo de la ciudadanía.

Sin embargo, la respuesta no se hizo esperar, las mujeres se organizaron y protestaron fuera de las instalaciones de la Procuraduría, exigiendo lo que todos queremos y también exigimos, justicia, seguridad. De este asunto no voy a hablar mucho porque sería entrar en el tema ridículo del gliter lanzado sobre el sacrosanto cuerpo del servidor público, sin embargo, si me preguntan les diré que ese acto es la materialización de lo que como sociedad nos gustaría hacer con la ineficiencia. Pero bueno, esoseñores, poner atención a esa sola acción y catalogarla de vandalismo, señalando nuevamente con el dedo acusador es perder el foco de lo importante y perpetuar lo que el Gobierno legítima, la violencia sistémica y sistemática en contra de todas y cada una de las mujeres.

 

No lo olviden, HAY UNA MENOR DE 14 AÑOS VIOLADA POR 4 ELEMENTOS POLICIACOS.

 

Es que tal parece que el enemigo son ellas, perdonen que lo señale de esta manera pero es que no logro entender todos estos acontecimientos de silencio contra ellas, la violencia que se ejerce es ya profunda y parece no tener regreso. Toda esta situación nos apunta en una sola dirección, el Gobierno y sus Administraciones Públicas no sirven, esto sin importar el color y el partido que tenga la oportunidad de dirigir, y lo digo porque Claudia sale a decirnos que se tomaran cartas en el asunto, pero que no se fabricarán culpables. Perdón, me tiene que perdonar porque no se trata de fabricar culpables, se trata de reconocer la realidad, de esa realidad que nos lastimas a todos.

De verdad, este país ya no debería existir, pero por algún motivo seguimos manteniéndolo en pie a pesar de los esfuerzos de nuestras autoridades por crear y permitir ese caos que tiene como objetivo quitarnos la esperanza.

El trabajo entonces recae enteramente en nosotros, en levantarnos y exigir no mirar las mismas caras indolentes ocupando cargos para los que no están capacitados, es nuestro trabajo, -porque ellos no quieren hacerlo- crear las condiciones necesarias para evitar que la impunidad nos mate y nos viole, es nuestro trabajo entender que ellos no nos quieren ver, razón suficiente para negarlos e invisibilizarlos como han hecho con nosotros.

Es sencillo, ya no queremos vivir con la zozobra de la violencia y la muerte sobre nuestros cuerpos y tenemos que hacérselos saber, aún a fuerza de gliter y a costa de lo que sea.

 

 

 

 

 



Jorge Luis Oliva

Nacido en el hospital Magdalena de las Salinas al norte de la Ciudad de México el día 6 en el último mes del sacudido año 1985. En algo parecido a una especie de sentencia de corte esotérico al estilo “año de nacimiento es destino”, su vida ha sido así, temblorosa y sacudida, llena de dudas y respuestas. Con el paso del tiempo y tras un crecimiento, algo desesperado, el sujeto por el que se escribe esta semblanza abrió su mente a los libros qu...Leer más

Publicaciones recomendadas