ARTESANÍA POLÍTICA, por Jorge Luis Oliva



Foto: elsoldemexico.com.mx

Jorge Luis Oliva 16/06/2019   11:11 a. m. Opinion-






 

Aranceles migratorios, la farsa de la soberanía.

 




Sí, se evitaron los aranceles, sin embargo, Marcelo Ebrard –ese hombre hoy levantado como héroe- ha dado sin querer, o quizá sí, el banderazo de salida para la campaña de reelección de Donald J. Trump, este hecho convierte a México en una fuerza política más de la maquinaria gringa, nos convierte en el empujón que necesitaban para apuntalar su voto duro, para fortalecer su Política de Odio.

Cabe mencionar y no perder de vista que DonaldTrump hace política de una manera distinta, él es como los idiotas, dicen las cosas, realizan arengas para llamar la atención, amenazan y cumplen. Este personaje no es un político común, Trump no es un político y esa lectura se les escapo en la negociación.

El Gobierno norteamericano jugo muy bien sus cartas, y en ese talante de tono amenazante puso al Gobierno Mexicano contra las cuerdas y lo obligo a redireccionar muchas de sus políticas en temas importantes, temas que sin duda resultan siendo la diferencia en la negociación que se presentaría días posteriores.

Sí, nuestro Canciller logró “salvarnos” de las amenazas del mandatario del norte, pero a costa de millones de vidas, él despreció y precarizó el legítimo derecho al desarrollo al aceptar sin chistar, de manera timorata y servil, las condiciones impuestas y exigidas para pensar siquiera en la posibilidad de ser escuchados.

En ese contexto, de nada sirvió esa carta tan airada escrita por Andrés Manuel, redactada poderosamente exaltando los sentimientos de la patria, llena de tintes tan nacionalistas y de respeto a la soberanía que casi nos hace hincharnos el pecho para salir a defender nuestro terruño.

 

_____________________________________________

Carta de López Obrador a Trump.

 

_____________________________________________

 

 

De risa esa carta y aún más risible convocar a la realización de un evento fronterizo –al que llamaremos de forma irónica Live Aid Tijuana- con tintes meramente políticos y haciendo un poco de memoria, tratando de reforzar el camino hacia la consulta por la revocación de mandato; ¿Para qué si ya estaba sobre la mesa el destino de millones de vidas con las que se mal jugaría a la política?

¿De qué sirve Señor Presidente, tal aire triunfalista? Lo vimos a usted glorificando y ungiendo el acuerdo con esa foto compartida en redes sociales donde en primer plano se encontraba nuestra águila con las alas abiertas, pero como toda foto tiene dos lecturas y en el fondo puede verse el desprecio, el desplante hecho a los migrantes, fueron nuestra carne de cañón, porque sí, debemos aceptarlo, este hecho  también es responsabilidad nuestra por no exigir una posición fuerte y congruente, humana.

Perdonen, pero hay que preguntarse: ¿De verdad se acudió a esa mesa sin tener en cuenta el papel que jugaría México en el concierto de las naciones después de una decisión de esa índole? Quiero suponer que tenían en mente todos y cada uno de los escenarios posibles y que la decisión tomada fue con base en análisis profundos y sesudos de sus consecuencias. Un simple análisis Costo-Beneficio, quiero darles el beneficio de la duda y suponer nuevamente que tuvieron oportunidad, tiempo y conciencia al tomar esta decisión.

Otra lectura que no vieron nuestros representantes es el problema que se nos viene si manejan con la misma inteligencia el asunto migratorio en la frontera sur-aunque todo parece indicar que así será-. Es que esta vuelta a los aranceles es en realidad un profundo golpe a la confianza de la población que no se verá hoy o mañana, esta decisión tendrá consecuencias allá por mitad de sexenio.

Había pues que resolverlo con urgencia, y con resolver quiero decir evitar a toda costa el gravamen que se mecía sobre nuestras cabezas, así lo hicieron, fueron eficaces, hay que darles ese punto.

Luego, salió nuestra realidad a darnos en la cara en forma de Donald Trump, cuando este apareció para dar su versión de los hechos ocurridos en esa negociación nos dijo claramente que esa fiesta que teníamos en realidad era un pacto oculto que se iría revelando poco a poco, que él sabía que “México haría un buen trabajo” y volvió a amenazar, “si no cumplen, entraremos a la fase dos”.

Hoy sabemos a qué se refería con exactitud, y  ni tardos ni perezosos se instruyó a la Guardia Nacional ir a reforzar la seguridad en la frontera sur, y como redondeando el tema, la Secretaria de Gobernación acota no muy acertadamente no tener la más remota idea por donde han cruzado todos esos migrantes. Señora, disculpe, ese es su trabajo, esperamos mínimamente que sepa cuáles son las funciones de su cargo.

Y es que me duele tener la razón cuando escribí en otro momento: hoy con certeza sabemos que el muro fronterizo de Trump comienza en Chiapas, y he de agregar que en su construcción encargada hoy a la Guardia Nacional, se nos está escapando el hilo de dignidad que nos quedaba.

Vaya, este asunto es de congruencia y de un mínimo de humanidad y de empatía, es de reconocimiento del derecho humano al desarrollo, es del reconocimiento del otro como un elemento indispensable para el entendimiento entre las naciones, sin embargo los abandonamos y nos abandonamos, desechamos la idea de considerar igual al otro, de reconocerle su humanidad y respetarla. Hoy, jugamos con su destino para obtener un beneficio mínimo.

En absoluto podemos considerar un triunfo donde habrá desigualdad y donde nos piden, nos exigen golpear para sobrevivir, no podemos considerar un triunfo donde existe un espacio para colocar nuestras rodillas e implorar un poco de aire para respirar.

La política exterior mexicana queda mal parada y con complejo de igualitarismo, es más que claro que ellos no nos ven como sus iguales, sin embargo, creemos que sí y lo más irónico es que nos piden contener algo que consideran un problema cuando nosotros también somos ese problema. ¿Se habrán dado cuenta de que los mexicanos también van en ese viaje migrante por su derecho al desarrollo?

En fin, mientras se dan cuenta, hagamos conciencia donde ellos han hecho vacío, hagamos resistencia donde ellos hacen colonia.



Jorge Luis Oliva

Nacido en el hospital Magdalena de las Salinas al norte de la Ciudad de México el día 6 en el último mes del sacudido año 1985. En algo parecido a una especie de sentencia de corte esotérico al estilo “año de nacimiento es destino”, su vida ha sido así, temblorosa y sacudida, llena de dudas y respuestas. Con el paso del tiempo y tras un crecimiento, algo desesperado, el sujeto por el que se escribe esta semblanza abrió su mente a los libros qu...Leer más

Publicaciones recomendadas