Una madre insoportable, lo mejor.



Foto de: lafelicidad.com

nombre apellido 06/11/2018   09:02 a. m. Entretenimiento-De todo un poco






Una madre es sin duda alguna el mayor tesoro que cualquier hijo puede tener. Es una mujer que está dispuesta a pelear contra el mundo con tal de vernos felices, pero que también peleará con nosotros para convertirnos en mejores personas.

Pero no vamos a mentir: en más de una ocasión hemos pensado que sabemos más que ella y que si no se metiera tanto podríamos hacer las cosas solos. En mi adolescencia yo mismo pensaba que  en algunos momentos mi madre se comportaba como mi enemiga, o como mi jefa, siempre dando órdenes para los quehaceres de la casa y otras cosas que desde mi punto de vista solo a ella le importaban, y que solo hacía para obtener algún permiso o alguna otra cosa a cambio.




¿Te suena familiar?

Con el tiempo, el castigo más grande era decirle adiós al celular y siempre que estaba detrás de mí sentía que no me daba mi espacio. Créanme, sería millonario si hubiera recibido una moneda cada vez que ella decía “algún día me lo agradecerás”.

Y lo peor de todo es que tenía razón. Hoy lo puedo decir: gracias mamá. Y no solo por lo que es mi vida en comparación con mis amigos de hace unos años, quienes con la libertad que tenían parecían los reyes del mundo... pero hoy viven con cargas que afortunadamente yo no tengo que padecer.

 

Foto: vanguardia.com

 

Bueno, pues ahora está científicamente comprobado que los hijos con madres “insoportables” son más felices y tienen mayores probabilidades de éxito que quienes fueron consentidos en todo momento.

Debo aclarar que ser exitoso en la vida no es ser el más rico, económicamente hablando. Al decir exitoso me refiero a personas más plenas y con un desarrollo emocional más completo.

Hace algunos años yo pensaba que mi mamá era la más insoportable (te amo mamá), pero hoy sé que no fue así. Hoy entiendo la gran diferencia entre ser mala madre y enseñarme que en la vida hay límites y que los valores son indispensables para vivir una buena vida.

 

Foto: freepik.com

 

Pero volvamos a lo científico. La Universidad de Essex, en Inglaterra, dio seguimiento de 2004 a 2010 a 15 mil 500 menores de entre 13 y 15 años, concluyendo que los hijos de madres “insoportables” tienen un 65% más de probabilidades de volverse adultos felices y exitosos en comparación con los hijos de madres permisivas y consentidoras o completamente controladoras.

Así que gracias mamá por ser quien eres, ser quien fuiste y hacerme lo que soy. Gracias por permitirme terminar una carrera y evitar que terminara en la calle o con responsabilidades tempranas que frenarían mi camino. Gracias por los regaños, ya que hoy entiendo por qué fueron. Gracias por las restricciones y por ser la “mala mamá”, jajaja.

 Apostaría a que más de uno de quienes lean estas líneas se va a sentir identificado... así que, tengas la edad que tengas, dale las gracias a ella, a tu madre, porque siempre hizo lo que creía que era lo mejor para ti (algo que está científicamente comprobado) y muchas veces ella antepuso nuestra felicidad a la suya.

 

Gracias mamá, gracias a todas las madres “insoportables”.



nombre apellido

Nací en la Ciudad de México el 16 de diciembre de 1994, actualmente me encuentro estudiando la licenciatura en publicidad y medios en la Universidad Tecnológica de México. A lo largo de mis 23 años de vida he pasado por muchas facetas ya que soy una persona muy curiosa a la que le gusta experimentar de todo (o casi todo) en la actualidad mis principales proyectos paralelos a la universidad son diplomados en psicología y coaching y la investigaci...Leer más

Publicaciones recomendadas