Mujeres, sigan rompiendo barreras



Foto: lanacion.com.ar

nombre apellido 19/02/2018   10:28 p. m. Deportes-Futbol






El futbol femenil ha adquirido mucha popularidad recientemente en México, y aunque muchos lo vemos con buenos ojos, hay algunos otros que lo critican, argumentando que no es deporte “para mujeres”.

Ante tanta desigualdad y adversidad, siempre hay una luz para todas las chicas que deseen jugar y sobretodo, historias de éxito. Les contaré brevemente de una:




Un 19 de febrero en un municipio de Brasil llamado Dois Riachos, nació una niña que tuvo que ser criada junto con sus tres hermanos únicamente por su madre ya que al nacer, su padre dejó el hogar y a los cuatro hijos a cargo de su esposa.

Desde pequeña tenía que jugar contra varones y constantemente recibía, como ella lo cuenta, comentarios tales como: “No hay lugar para las niñas en el futbol”, cosas que tristemente aún se escuchan por aquí.

A su madre la criticaban por permitirle jugar pero ella en cambio respondía que “la dejaran ser” y la instaba a seguirlo intentando, el camino no fue nunca sencillo y al tener que jugar entre hombres en un campeonato local, incluso un equipo completo amenazó con salirse si los obligaban a jugar contra la mujer, la organización, aunque no lo crean, cedió y retiró a la niña de su equipo. 

A los 14 años, un amigo de la familia logró apalabrar (sin que fuera seguro) una visoría para el equipo femenil del Vasco Da Gama, eso implicaba hacer un viaje en camión de tres días para algo que quizá no sucedería, cumplir su sueño de jugar futbol.

Llegado el día que soñó, de probarse en un campo entre puras mujeres, una nueva barrera surgió, ella era una chica de un pequeño pueblo que minutos antes de empezar a mostrarse se sintió intimidada por las palabras de las profesionales y citadinas que la miraban reacias, sólo le quedó hablar con el balón.

Y lo hizo, recibió una oportunidad en el Vasco y lo hizo muy bien hasta que dos años después el equipo anunció que disolverían la rama femenil, logró conseguir un espacio en un club en Belo Horizonte donde consiguió ser convocada a su selección, lo que la catapultó al otro lado del mundo ya que le llegaría una llamada de Suecia.

 

Foto: internet, editada por el autor. 

 

Esa niña, a la que no querían, se llama Marta Vieira Da Silva y sólo resultó ser la mejor futbolista de la historia:

 

  • Balón de oro en el mundial sub 20 de 2004.
  • Jugadora del año de 2006 a 2010.
  • Balon y bota de oro en el mundial de 2007.
  • Jugadora más valiosa en 2009 y 2010.
  • Bota de oro femenina de 2009 a 2011.
  • Dos veces medallista de plata olímpica en Atenas 2004 y Beijing 2008.
  • Campeona panamericana en 2003 y 2007.
  • Máxima anotadora en Mundiales con 15 goles.
  • Y además cargó la bandera Olímpica en las Juegos de Rio 2016.

 

Espero éste escrito sirva como felicitación y reconocimiento a Marta por su cumpleaños y su grandísimo éxito; pero también como motivación para las niñas y jóvenes que alguna vez han escuchado que no pueden hacer algo debido a su género.

Como Marta dice: “Luchen contra el prejuicio. Luchen contra la falta de apoyo. Luchen contra todo, contra los chicos y la gente que te diga que NO”.



nombre apellido

Licenciado en Informática por la UNAM y gran aficionado a los deportes, ha colaborado en diversos sitios de opinión deportiva. Elaboró la sección “La opinión de Foncao” en el sitio del Club Necaxa cuando éste descendió en 2009. En ella presentaba análisis con estadísticas y un breve resumen de cada partido del Necaxa en Liga de ascenso. En aquel momento la directiva del equipo abandonó la página y los aficionados la rescataron. Al lograr el a...Leer más

Publicaciones recomendadas