Declaraciones desafortunadas



Yeidckol Polevnsky. Foto: qsnoticias.mx

Jorge Luis Oliva 02/12/2018   12:00 a. m. Opinion-






 

Retrógadas” -Exclamó la princesa-.




"Se las metimos doblada” -Respondió a coro el intelectual.

 

Yeidckol Polevnsky, sí la dirigente nacional de MORENA nos acaba de dar una lección de eficiente separatismo al más puro estilo de las viejas dictaduras, pero ¿Qué fue lo que dijo?

“Solamente los mexicanos retrógradas y aquellos que están comprados votarían en contra de los proyectos que esta proponiendo el próximo presidente de México, Andres Manuel López Obrador”.

No conforme con eso agregó para enfatizar:

“Nadie que esté en su sano juicio y que quiera a México se opondría a los megaproyectos y programas de la próxima Administración Federal”

¿Qué nos quiere decir la también senadora?

Sencillo, si no estas conmigo estas en contra mía. Estos suelos por los que anda Yeidckol son peligrosos y como ya lo mencioné un ligero retrogusto a viejo régimen

Resulta que dichas declaraciones se contraponen al discurso que su partido, (hoy en el poder) nos pintan. No quiero ser suspicas (bueno sí, un poco) y pensar que esa será la linea a seguir con respecto al disentimiento, si es así que terror resulta de solo imaginarlo, el panorama no sería en absoluto favorable. Vamos, alguien tiene que explicarles el mundo en el que se desarrollan o pretenden desarrollarse como gobierno y el contexto del país que pretenden dirigir, alguien tiene que decirles que si su intención es marcar una diferencia tienen que comenzar por lo más básico, respetar al otro.

Pero ahí no acaba nuestro asunto, redondeando las declaraciones antes descritas, el señor Paco Ignacio Taibo II nos anuncia con un aire triunfalista y arrasador un “Se las metimos doblada.

 

Paco Ignacio Taibo II. Foto: proyectodiez.mx

 

¿Qué lectura le damos a este par de declaraciones? La senadora por ejemplo, maraca claramente su raya con respecto a la oposición cualquiera que esta sea y venga de donde venga; rechaza tácitamente cualquier tipo de diferencia o disentimiento, apartando y dividiendo aún más a esta sociedad ya golpeada durante algunos sangrientos mandatos.

Es risible entendernos como retrógradas o vendidos solo por el hecho de no participar o votar en contra de algunos proyectos que el gobierno entrante pretende llevar a cabo, sí, resulta complicado entender otro tipo de Democracias cuando solo entendemos a la representativa como la manera correcta de jugar. Perdonen, la burra no era arisca, los muertos la hicieron. Ahora resulta que nos toca colocarnos del lado de aquellos que tienen la conciencia sin precio, del lado de los comprometidos con la cuarta transformación y los de conciencia negra con ansias de conspiraciones perfectas que ayuden en todo momento a obstaculizar las buenas intenciones de los que otrora eran oposición. Si la cosa va a ser así, yo no juego.

¿En que siglo cree vivir la senadora Yeidckol? Simplemente no podemos escuchar o leer este tipo de declaraciones y permanecer impasibles, inmutables, en un silencio sepulcral, Es que lo peligroso de estas peroratas, insisto, se encuentra en la nostalgia del sabor a viejo régimen y en la potencialidad de que sus dichos sean forma y fondo.

Tan desafortunada fue la senadora como el escritor, no puedes enunciar tales barbaridades sin levantar polvareda en el terreno del espacio público, se les nota a todas luces la poca o nula experiencia que tienen en este asunto de dirigir, concepto que es la base de lo que hoy entendemos como Gobierno.

Aunque en un principio el “meterla doblada” no tiene un origen soez o vulgar, el contexto en que se utiliza dicha expresión en México le da otro destino, pues se refiere al acto sexual de la penetración, Aquí no se trata de lo políticamente correcto, se trata del reconocimiento al espacio del otro, el que no esta de acuerdo y el que decide asumir cualquier tipo de posición con respecto al actuar gubernamental, libertad de expresión y pensamiento le llaman ¡Contexto señores! ¡Contexto! ¿Lo sabrán?

En fin, la bronca es sencilla, ustedes convencieron a millones argumentando ser el cambio, yo, ejerciendo mi derecho al voto sufragué por su partido y por su proyecto, lo mínimo que esperamos es que elijan la congruencia como una señal de lo que dicen ser. No insulten nuestra inteligencia señores.

Nuevamente, al comienzo de la cuarta transformación salimos los distintos a incomodarles la alegría de un triunfo que quedó allá, en el lejano 1 de julio. Creo que no es difícil entender que ese día dejaron de ser oposición para formar gobierno, ya no están en campaña, o posiblemente sí y estemos ahora ante un corporativismo que pretende perpetrar los esfuerzos para garantizar la continuidad en 2024.

Mientras la cuarta transformación viene acomodándose miremos con atención la diversidad que ellos tienen que gobernar y la manera en la que ellos tienen que adaptarse al caminar de una sociedad cada día más atenta y crítica.



Jorge Luis Oliva

Nacido en el hospital Magdalena de las Salinas al norte de la Ciudad de México el día 6 en el último mes del sacudido año 1985. En algo parecido a una especie de sentencia de corte esotérico al estilo “año de nacimiento es destino”, su vida ha sido así, temblorosa y sacudida, llena de dudas y respuestas. Con el paso del tiempo y tras un crecimiento, algo desesperado, el sujeto por el que se escribe esta semblanza abrió su mente a los libros qu...Leer más

Publicaciones recomendadas