Juez y verdugo



Zoe Granados 11/12/2018   09:06 a. m. Opinion-






 

La semana inicia con el primer conflicto entre dos de los tres poderes de la unión: el ejecutivo y judicial.




Andres Manuel López Obrador y su equipo de la cuarta transformación promueven el plan de austeridad republicana. Esta ley plantea reducir gastos mediante la eliminación de privilegios y salarios a los funcionarios de los poderes de la unión y trabajdores del area federal. Sin embargo, el poder judicial de la federación frenó dicha ley por parecerles inconstitucional y porque en sus propias palabras: "Ganar menos corrompería la ley". Más que justificación esto sonó como amenaza.

Jueces salieron a declarar a medios que las acusasiones del presidente Andres Manuel sobre ganar más de 600 mil pesos son falsas y que sólo está provocando fracturar la credibilidad de dicho poder de la unión. Si tomamos en cuenta que México es de los primeros paises con mayor índice de corrupción e impunidad entonces las delcaraciones de los jueces son inútiles. Se requiere un cambio completo en el poder judicial no sólo en la reducción de gastos sino desde el proceso de elección y construccion.

El artículo 96 de la constitución dicta que los ministros de la suprema corte de justicia son elegidos por el presidente de la república, eso quiere decir que los magistrados de ahora son los mismos que el sexenio que acaba de salir postuló. Si Andres Manuel como nuevo presidente de México desea que avance su plan de austeridad debe optar por otra medida o negociación.

 



Zoe Granados

Pasante en Historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Monero ilustrador. Participa como locutor en el programa de radio "Aquelarre de la historia" que se transmite en el FARO de Indios Verdes. Colabora como editor en el proyecto "Voz andante. Cultura y recreación". Sus pasatiempos son dibujar, viajar y la buena comida. Le gusta participar en distintos proyectos de difusión de la historia. ...Leer más

Publicaciones recomendadas