Furia Dorada



Foto: es.uefa.com

nombre apellido 18/11/2018   12:00 a. m. Deportes-Futbol







24 años de mi vida y los últimos 10 me he detenido a respirar, comer, memorizar y sobre todo divertirme con su fútbol, un grupo fantástico y un fútbol exquisito, la mejor España de la historia...

Pero para encontrar la gloria y rozar la perfección, tocaron fondo meses antes de encumbrarse en la historia.




 

Antes vayamos por allá de los años 60, donde un tal Cruyff llegaba a la ciudad condal y empezaba a forjar la leyenda y sobre todo la escuela que le daría al mundo artistas, genios, locos del y con el balón, pero sobre todo un estilo, una esencia, y un sello al FC Barcelona; sin embargo aquella selección de la EURO 2008 vaya que tomó  y patentó varios de aquellos conceptos para encumbrarse y escribir con letras de oro su propia historia.

Tengo vagos recuerdos de como inició todo este viaje de La Roja para conseguir y plasmar en su historia el éxito a base de un sistema, de una ideología y forma de crear fútbol, que para cualquiera de nosotros parecería lúdico. Dentro de mi anecdotario debo decir que para realizar este escrito, tuve que regresar el tiempo diez años, cuando un loco llamado Luis Aragonés plasmaba la esencia del fútbol
Total, del toco y me muevo, del rondo, la posesión, presión alta, más una camada de jugadores con talento, de primera línea, de élite, que con el balón realizaban magia.

Fue ahí donde en pleno verano de 2008 surgía una nueva España que sorprendió a propios y extraños, que a base de un sistema de virtudes en su juego, creó el famoso y sonado Tiki-Taka.

 

¿Pero cómo nació?

Tenemos que remontarnos al 2007, ya que un 13 de octubre España se enfrentó a Dinamarca por las eliminatorias para la ansiada Eurocopa de 2008.

Los medios españoles y europeos fueron claros con este hecho insólito, 68 pases, ¿qué equipo en esa década daba 68 pases seguidos antes de anotar un gol? Posesión de minuto y medio, y sobre todo el arribo de un lateral, un defensor que corrió toda la banda derecha para definir de manera colosal.

Cabe destacar que este equipo venía golpeado, venía herido, Aragonés había tomado la difícil decisión de dejar fuera a un referente, a quizá en esa época la última Estela de Luz de los goles españoles: dejaba fuera nada más y nada menos que a Raúl.

Posterior a todo eso, venían despuntando jugadores como Fernando Torres, a quien Aragonés debutó en el Atlético de Madrid, David Vill, David Silva, Santi Cazorla y un tal Andrés Iniesta, que a la postre se convertiría en el maestro del espacio y el tiempo de esa selección y de el FC Barcelona. Después de esto nada volvería a ser igual para La Roja.

16 de junio del 2008, La Roja apabullaba a Rusia en el inicio de su aventura por la Euro. El resultado tras empezar con la ideología tiki- taka daba sus frutos. Un medio campo que volaba con y sin el balón. Un sistema de juego que parecía un rondo donde se divertían los 11 españoles que estaban en el campo y es que Aragonés ganó con este grupo al convencerlos, al dejar que se divirtieran y a renovar la identidad y esencia de esta selección.

Aquí nacía el famoso sistema 4-3-3, que después de ese verano el FC Barcelona encumbraría con varios de los campeones europeos.

En esa Euro, España pasó caminando a la siguiente ronda, desplegando un fútbol mágico, exquisito, completo, total, si con 68 pases habían hecho aquel gol en Dinamarca, durante la fase de grupos de aquella Euro de 2008 eran más de 300 pases por partido, triangulaciones (base del tiki taka), posesión, ocupar al máximo los espacios del campo, presión incesante para recuperar la pelota y que los Suecos comandados por un Ibra en plenitud intentaron sofocar, pero no no pudieron, Grecia solo fue un interescuadras para esa roja, que los echó con un caballito de Troya.

Llegaría la siguiente ronda y el histórico cattenaccio, una final adelantada para muchos expertos, pero Italia no venía bien, después de aquel campeonato del mundo en 2006 parecía que se hacía vieja con destellos de juventud, pero nada interesante. De todas formas un grande de Europa cómo Italia bien o mal, te complica, te muerde, te asfixia, con un sistema defensivo que a través de los años sigue siendo muchas veces impredecible.

Y así fue el partido durante 120 minutos, España lo intentó, tocó y tocó pero no era contundente, Villa y Seña los más insistentes; así que lo tuvo que definir en penales, donde Íker Casillas se erigió como el héroe de la película al atajar a un De Rossi que venía de firmar un año sensacional con la Roma y a un Di Natale que a pesar de su edad, era un depredador del área.

Este enfrentamiento fue la antesala de aquella final que viviría España en aquel torneo, donde durante alrededor de 25 minutos los sorprendieron.

El camino no sería fácil y es que los rusos a quien España había aplastado y zarandeado con su fútbol daban la sorpresa al eliminar a una Holanda que en aquel tiempo contaba con jugadores en plenitud y forma como Robben, Sneijder, Heitinga, De Jong, el mítico Van ser Sar, Van Bommel entre otros, pero que se vio sorprendida y plasmada por Arshavin y Pavlyuchenko.

Posterior a esa actuación de los Rusos, no habría más magia pues una vez más el tiki - taka, relucía con Iniesta, Xavi, Sena, Fábregas y Silva, lo malo, Villa quedaba fuera por una lesión pero, terminaría como líder de goleo del certamen.

El capítulo final de esta primera historia llegaría al enfrentar a una Alemania consolidada, fuerte, que como lo mencioné párrafos anteriores le pondría el camino difícil a los Españoles, con un Klose en plena forma un Ballack que lucía como mago y artista, Podolski que la que tuviera la metía y un Lahm y Bastian, que sorprendían, lo comenzaba a tener difícil, titubeante, el equipo era presa de los nervios y de la ineficacia que por supuesto el equipo Aleman provocaba.

Pero aquí es donde los niños se vuelven hombres y el fantasmona ponía una asistencia para un encumbrado Niño Torres que definió sublime a la salida de un Jens Lehman que sabía que si no ganaba el trofeo sería recordado y olvidado así porque sí.

Esa selección, consolidó y potenció a jugadores como David Villa, Fernando Torres, Andrés Iniesta, Xavi Alonso, Joan Capdevila, Sergio Ramos, David Solá, Xavi y dio salida a los eternos Marchena, Sena y Puyol, de este último sería principio de un final glorioso.

Esta España me dejo sensaciones de júbilo, de reinvención, de una escuela que con los años siguió y siguió evolucionando, pero, ¿realmente este título era todo lo que podían alcanzar?

Recuerdo muy bien que al final de ese torneo España vivió como nunca. Era hora de trazar el camino a la consolidación con la Copa del Mundo, era tiempo de dar paso a jugadores exquisitamente técnicos, con una mentalidad extremadamente fuerte y con hambre de ganarlo todo. Era tiempo de darle paso al tiki- taka, al fútbol bonito y elegante y olvidarse de los contragolpes. Era tiempo de que una nueva generación logrará lo que en 2002 y 2006 no se pudo.
Era tiempo de la Furia Roja...



nombre apellido

Soy de los hombres que en el mundo de la pelota, corre los 90 minutos y si es necesario 30 más. Nací bajo los colores rojiblancos del club deportivo Guadalajara, soy un enamorado del fútbol. Crítico y mordaz cuando es necesario. Egresado de UNITEC como Comunicólogo (el licenciado está demás). De mis casi 24, tengo recuerdos de que a partir de los 3 comencé a tener un roce importante con el mundo del fútbol, inculcado por mi abuelo (materno)...Leer más

Publicaciones recomendadas