Pumas y la insatisfacción del Ser



Foto: pumas.mx

Genaro Bermúdez 30/01/2019   08:48 a. m. Deportes-Futbol






 

To be, or not to be, that is the question” (1).




 

La nueva contratación de Bruno Marioni en la Dirección Técnica de los Pumas es un acto desesperado por encontrar las victorias que se perdieron con David Patiño. La directiva auriazul busca un nombre que lleve a los jugadores a un ambiente de confianza, en el que se comprometan con el equipo y su historia; la cual es cuestionada por la mayoría de los comentaristas y analistas deportivos en los medios de comunicación.

En ese sentido, es evidente el ataque a la directiva y a los jugadores, a la filosofía y a la mística del club, por lo que expresan su “animadversión” a la institución educativa más importante del país. Critican su grandeza y sus logros, su alcance futbolístico y su enorme afición; explican que la grandeza del club de fútbol se mide desde su horizonte económico limitado y por la producción de sus fuerzas básicas, como si los demás clubes fabricaran maravillas o fenómenos futbolísticos a nivel mundial.

En apoyo a Patiño, la institución busca desde hace más de 15 años su identidad perdida, su filosofía de juego y la mística, que se perdieronen la actualidad productora de resultados, intentando lograr la aceptación de su afición. Patiño llevó a su equipo a un nivel esperado, que le ardió a sus críticos, por evidenciar que con muy poco dinero –y digo muy, pero muy poco— es posibles lograr un tercer lugar de la competencia. ¿A caso no es un logro superior para un equipo de primera división profesional? Parece que en los Pumas, no.

Para Marioni, la nueva realidad se centra en lograr un equipo ofensivo, dinámico y con mística; que debe fomentarla y enseñarla a los jugadores que no son de la cantera. El primer paso es “ponerlos a correr” y a demostrar el compromiso con la historia del club; buscar el arco contrario con goles y con sacrificio en todas las zonas del campo; con determinación y juego de conjunto --para los que les gusta la jerga pambolera. Los Pumas de Marioni deben buscar su identidad, para ellos es urgente saberse parte de la historia del club, saber que son tan buenos en lo individual y en el conjunto del equipo. La directiva apuesta por un técnico que regrese su identidad al conjunto del pedregal; los Pumas buscan su forma de Ser Pumas.

Para los que atacan a los Pumas, es un momento que les otorga incertidumbre y expone sus traumas deportivos y académicos; varios de ellos, de los críticos de “mala leche”, volcaron sus odios a Patiño que logró un trabajo dignísimo y destacado. Esperamos que a Marioni lo apoyen en su trabajo y que los jugadores sean profesionales, en función de un futuro adecuado a la filosofía universitaria.

 

 

______________________

Notas:

 

1.- Frase introductoria del soliloquio de Hamlet. se encuentra en la escena 1 del acto 3 de la obra de teatro Hamlet, el príncipe de Dinamarca.



Genaro Bermúdez

Licenciado en Historia por la UNAM, y becario del programa de Alto Desempeño del años de 1998 a 200. Profesor con 16 años de experiencia y con cursos en diferentes universidades del país. Especializado en siglo XIX y XX, con enfoque en grupos y facciones políticas, identidad nacional y costumbres, tradiciones y cultura popular en México. También, especial atención en historia del fútbol mexicano.

Publicaciones recomendadas