De Tae Kwon Do y más, por SBN Yuri LópezGallo



Yuri LópezGallo 01/08/2022   08:58 a. m. Opinion-






El examinador de Taekwondo, pilar y guardian del arte

 

Sin duda el papel de examinador o sinodal de Taekwondo, es una de las actividades más importantes dentro del arte marcial, en sus manos no solo está el otorgar grados marciales, sino cuidar la integridad misma del arte marcial, de hecho, estoy convencido de que el examinador debe convertirse en el último guardián del arte marcial.




Desafortunadamente a últimas fechas, parecería que el grado del practicante es lo único que importa para que alguien pueda o no convertirse en examinador, y eso se refleja de manera directa en la calidad del desarrollo de nuestro arte marcial.

Es triste y desafortunadamente común, observar a practicantes que no cuentan ni con la preparación, ni con la experiencia para ser examinadores presidiendo exámenes en algunas academias, esto es un acto contrario al Taekwondo y al arte marcial.

Comencemos desde el inicio, la palabra para nombrar al examinador de Taekwondo es 심사관님“Shimsakwannim”.

Donde:

  • 審査 심사 “Shimsa” “Examinar”, “Juzgar”
  • 館 관 (Kwan) “Escuela”
  • 님 (Nim) “Señor”, sufijo coreano que denota cortesía y respeto a quien lo recibe.

“El Señor que Examina (o juzga) a la Escuela”

 

Tradicionalmente, en el arte marcial, antes de que se instituyera el sistema de grados Dan/Kyu y el sistema de examen periódico de grados, eran los máximos maestros del sistema los que determinan quien de sus alumnos obtenía un Menkyo (licencia), lo cual les permitía enseñar ese sistema marcial.

Con la entrada del Judo y sus exámenes periódicos de grados nació el papel del examinador. El cual tradicionalmente era asumido por el maestro creador del sistema.

De esta manera, cada maestro fundador, tenía la potestad absoluta del otorgamiento de grados (tanto kup como Dan) dentro de su propio sistema.

Con el desarrollo y sobre todo, con el crecimiento del arte marcial, fue necesario que los maestros fundadores comenzaran a delegar el papel de examinador, incluso, con el fin de estandarizar los requisitos de grados Dan del arte marcial coreano, en 1953, los líderes de las escuelas más importantes del arte marcial en Corea, fundaron la Korea Koong Soo Do Association, organismo que tenía como examinadores de altos grados a los grandes maestros Ro Byung Jick (fundador de Song Moo Kwan) y Young Kwae Byung (fundador de JiDo Kwan).

 

Foto: sbnyurioficial.com

 

Los maestros coreanos comenzaron a emigrar a diferentes países y el papel de examinador recayó en ellos de manera directa. Al igual que en Corea, con el de desarrollo del Taekwondo, los maestros coreanos fundadores tuvieron que delegar esta actividad en sus alumnos de alto grado.

Pero ¿cuáles son los requisitos para ser examinador de Taekwondo?

Esta pregunta tiene muchas respuestas, ya que los requisitos dependerán de cada una de las organizaciones y sus reglamentos internos.

Generalmente, los requisitos que comparten todas las organizaciones son:

  • Un grado determinado (generalmente 4to Dan)
  • Acreditar seminarios o cursos de examinador

 

Aunque también se ha dado mucho que algunos competidores exitosos sean automáticamente nombrados como examinadores, sin importar sus grados, conocimiento o experiencia dentro de la enseñanza del arte marcial.

Pero más allá de cursos y grados, lo que más debería importar en un examinador son dos cosas:

-Ser un experto en los tres niveles del entrenamiento del arte marcial*

* Los niveles del entrenamiento:

  • (櫃) 궤공 (Weh Gong) “Físico”
  • (內) 내공 (Neh Gong) “Mental”
  • 심공 (Shim Gong) “Núcleo”. (espíritu) La tradición literal de “Shim” es núcleo, por lo tanto al ser el espíritu la razón del entrenamiento marcial, el “núcleo” se entiende como el espíritu.
  • 공 (Gong) “Mérito” *En el entrenamiento del arte marcial se entiende al mérito como la expresión del elemento en cuestión, por eso se entiende como “nivel”.
  • 궤공 (Weh Gong) “Nivel Físico”

 

Aquí hay que detenernos, la mayoría de las personas que NO son expertas en el arte marcial, ponderan técnica como el elemento más importante, desafortunadamente, este que es realmente, el elemento más evidente y quizá el más objetivo, ha sido limitado a la estética, cuando la mecánica y la efectividad deberían ser aún más importantes.

Es decir, bonito no significa “efectivo” o “real”, es aquí donde la madurez del examinador tendrá gran peso:

Una persona que por sus propias características físicas, tiene ciertas limitaciones en sus rangos de movimientos de pateo, pero que lo compensa con una mecánica y potencia que hacen de las técnicas reales y efectivas, esta cumpliendo con lo que se espera dentro del desarrollo técnico del Taekwondo:

La correcta y REAL aplicación de las técnicas.

Y lo mismo pasa si el alumno es un niño o un joven en etapa de desarrollo, la experiencia del examinador debe permitirle valorar la edad y el desarrollo del alumno con el trabajo técnico presentado en el examen.

Por eso es muy importante que el examinador sea un verdadero maestro experto en el aspecto técnico y que además tenga experiencia en el desarrollo de la técnica en diferentes tipos de personas, valorando sus edades y capacidades personales.

Sin embargo, la técnica No es lo único, ni siquiera es lo más importante, los elementos mental y espiritual también deben ser valorados por el examinador:

  • 내공 (Neh Gong) “Nivel Mental”

 

En el aspecto mental, la concentración será la principal muestra de un desarrollo en este nivel del ser, la mirada fija del practicante, “viendo todo sin ver nada”, su capacidad de reacción inmediata del alumno ante alguna situación inesperada y por supuesto la inmediatez en el cumplimiento de las órdenes, nos permiten valorar el trabajo mental de los alumnos.

  • 심공 (Shim Gong) “Nivel Espiritual”

 

Y por último la actitud del alumno, su determinación ante el examen, su voluntad férrea para alcanzar su meta y el compromiso personal con su práctica nos muestran el desarrollo a nivel espiritual del practicante.

OJO, si lo anterior no se cumple, el examinador no tendrá verdaderos elementos para aprobar o reprobar a un alumno, simplemente estará ahí para otorgar grados de manera indiscriminada o basado en “como se ven los movimientos“.

Recordemos que el objetivo actual de las artes marciales tradicionales está centrado en el desarrollo integral de la persona, es por este motivo que la actitud será uno de los factores más importantes en la calificación del examen, sin embargo, la actitud por sI misma, no debe valorarse igual en todos los grados, ya que sobre todo en el nivel de los Dan, la actitud debe ser la base de un ADECUADO desarrollo técnico y no pensar que solo por las “ganas“ o el tiempo, a cualquier persona se le debe otorgar grados Dan que no son correspondidos con el nivel técnico del alno

Es por ello que un examinador debe ser una verdadera experto en el arte marcial y entender tanto la importancia de los tres niveles del entrenamiento, como los diferentes aspectos a ponderar para calificar un examen y con ello determinar a quien si y a quien no, se le asigna un nuevo grado dentro del arte marcial.

 

Foto: agssports.com

 

Porque NO debemos olvidar:

“El examen se paga pero NO SE COMPRA”.

Y aquí es muy importante entender que esto, en un examen se aprueba o se reprueba, parecería que a ultimas fechas ya todos los alumnos tienen que pasar y eso está lastimando al Taekwondo:

Alumnos con grados que no corresponden a su desarrollo en ninguno de los elementos hacen que se pierda la credibilidad del arte marcial y es muy simple, en las escuelas donde esto sucede: se están vendiendo grados.

 

Ser un MooDoIn (practicante del Camino del Guerrero)

Este es uno de los puntos más importantes y creo que desafortunadamente a últimas fechas el más olvidado, y no me refiero a que un examinador debe ser un “santo”, me refiero a que debe tener un verdadero entendimiento del MOODO y ser un verdadero Sabomnin es decir, debe tener la capacidad de “enseñar con el ejemplo”:

Su comportamiento debería mostrar los valores que enaltecen al Taekwondo: Respeto, Lealtad, Honradez, Honestidad, Cortesía, Integridad, Perseverancia, Autocontrol, Espíritu Indomable.

Si sumamos los dos puntos anteriormente expuestos, el examinador debe ser un verdadero experto en el arte marcial y un verdadero ejemplo en el Camino Marcial.

Desafortunadamente, el día de hoy hay muchos examinadores que solo llegaron a tener ese rol por su grado, por el tiempo o porque son los mayores grados de alguna “organización”, estos “examinadores” y que lo único que los motiva es un ego desmedido o un interés económico.

Antes de aceptar el cargo de examinador en Taekwondo, un taekwondoín debe preguntarse si está listo para llevarlo a cabo, ya que precisamente son los examinadores la última línea de defensa del arte marcial.

Para los verdaderos examinadores del Taekwondo, todo mi respeto y reconocimiento.

 

***************************

 

Si estás interesado en la historia del Taekwondo, tienes que leer mi libro: Taekwondo, Origen, Bases y Fundamentos. Ordena el tuyo al +525548168412

 



Yuri LópezGallo

Licenciado en mercadotecnia por azar, especialista en publicidad por una beca, maestro en Administración porque ¿por qué no? , Doctorando en Educación por terquedad, Cinta Negra 6to Dan en Taekwondo por voluntad y crossfitero solo por gusto…

Publicaciones recomendadas