Y ahora se espantan...



Foto: elfinanciero.com.mx

Yuri LópezGallo 22/12/2018   10:38 a. m. Opinion-






 

La doble moral es una constante en la derecha mexicana, hoy se rasgan las vestiduras acusando al presidente de dividir con su discurso a los mexicanos (lo cual bien podría ser cierto), sin embargo se olvidan de que hace ya más de doce años ellos fueron los que dividieron a México. Sus dichos y peor aun, sus acciones, rompieron a este país...




Corría el año de 2006 cuando ante el crecimiento en las encuestas de Andrés Manuel López Obrador, a los panistas se les hizo muy fácil comenzar una guerra sucia contra el candidato puntero rumbo a la presidencia de la República;  pero viendo que ni el desafuero ni los videoescándalos le “quitaban ni una pluma a su gallo”, se decidieron por lanzar una campaña negra de propaganda política que por un lado lo situaba como “un peligro para México” y por el otro separaba a los “buenos”, esos que “votaban por la paz” y que se unieron en una hipócrita marcha que la exigía, para atacar políticamente al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Lo que nunca entendí es por que esos mismos “pacíficos” no reclamaron que el primer acto de gobierno de Calderón fue declarar una guerra y, además de todo, disfrazado ridículamente de militar, una acción que ningún presidente civil se había atrevido a realizar.

Así, su doble moral los llevó a justificar la “necesaria” guerra de Calderón (¿pero no que en teoría “votaron por la paz”?), esa misma doble moral que hoy hace que algunos diputados panistas se atrevan a sonreír mientras muestran el numero de homicidios en el país dizque evidenciando la “ineptitud” del presidente, ¿ya olvidaron que la guerra era “necesaria”?

Rompieron México con su fraude electoral en el 2006, porque escudados en las leyes y en sus instituciones se negaron a transparentar un proceso electoral que fue todo menos limpio… y lo volvieron a hacer en el 2012 permitiendo que el PRI, auspiciado por la televisora más importante de México, impusiera un Presidente como Peña; que en palabras del ex presidente Zedillo “logró lo que ni en sus sueños más salvajes habría imaginado”.

 

Foto: formato7.com

 

La violencia creció, la riqueza se amontonó en las manos de unos cuantos, la pobreza creció pero la “comentocracia” beneficiada por el régimen anterior y los prianistas apoyaban el rumbo de México.

Es obvio que desde la opulencia se pretenda mantener el statu quo, esa opulencia desmedida que los aleja de la realidad y les permite ladrar de manera absurda que $108 mil pesos no son un sueldo digno para las funciones que desempeñan.

El presidente fue claro, se va a hablar claro, lo que quedó demostrado cuando en vez de matizar las cifras de muertos de un reportero de Reforma lo corrigió y le subió 20 muertos. Esta es la nueva realidad, la que les arrebatamos a punta de votos y en contra de sus instituciones, esa que los orilló a soltar en paz lo que solo con violencia podía haberse imaginado y que el presidente López Obrador logró con una máxima de Juárez: “nada por la fuerza, todo por la razón”.

Más de 50 millones de pobres, la riqueza del país pertenece a solo veinte familias,  violencia desmedida y lugares donde el estado de derecho no existe... pero lo que a ellos les ofende es que, en palabras de Paco Ignacio Taibo II, “se las metimos dobladas”.

Y ahora se espantan…



Yuri LópezGallo

Licenciado en mercadotecnia por azar, especialista en publicidad por una beca, maestro en Administración porque ¿por qué no? , Doctorando en Educación por terquedad, Cinta Negra 6to Dan en Taekwondo por voluntad y crossfitero solo por gusto…

Publicaciones recomendadas