Rueda el balón, por Genaro Bermúdez



Genaro Bermúdez 27/04/2022   12:07 p. m. Opinion-






Pumas y la Concachampions 2022, ¿para qué ganarla?

 

Recuerdo la final del partido de la Liga de Campeones de Concacaf que perdieron los Pumas en el 2005 con una gran frustración y con una gran desilusión; me había imaginado festejando con mi familia y los amigos que nos acompañaban: música, abrazos ¡brindis por aquí y por allá! hasta la madrugada. Pero no fue así, me quedé con las ganas de gritar la victoria y en mi casa, cabizbajo y buleado por mis “amigos”. Fue la oportunidad de coronar una generación de jugadores con un pasado glorioso, dignos de ser considerados históricos para los anales de la historia universitaria. Fue el equipo que logró el bicampeonato en el 2004 y que nos dejó el alma llena de alegría, con la ilusión de un futuro brillante lleno de triunfos y trofeos; por lo menos, eso pensábamos de ese equipo que perdió la final mencionada. El equipo ganador fue el Deportivo Saprissa de Costa Rica, ganando en territorio Puma.




Sin embargo, tengo que ser realista y entender el momento actual, reconocer la circunstancia que rodea mis Pumas en este 2022, para no generarme falsas expectativas en esta final. Es cierto que me gustaría verlos campeones, levantar el trofeo y festejar ese triunfo internacional, pero respondiendo a mis dudas --muy particulares— me doy cuenta que no estamos en una situación óptima y que las oportunidades de ganar este torneo son muy pocas. Todo va a contar en esta final: el rival, la plantilla de jugadores, el momento anímico, el desgaste del torneo de la liga mexicana, las rotaciones de los jugadores, el clima, entre otros factores que siempre son determinantes en un encuentro definitorio.

 

 

El rival en cuestión es el Seattle Sounders que es un equipo sólido, bien dirigido y con un estilo definido que los hace un rival muy complicado para la final. Por cierto, su delantero Raúl Ruidíaz empieza a recuperar su nivel futbolístico, como una de las armas principales para los encuentros contra los Pumas, recordando que no anotaba desde noviembre del año anterior. El director técnico del equipo estadounidense Brian Schmetzer es experimentado y con buenos resultados en su carrera, llevó al equipo a dos títulos en al Major League Soccer, en 2016 y 2019, y será su primera final de Concachampions. Es un técnico que es de casa, nació en Seattle, fue jugador del equipo y se formó como técnico en esta escuadra; así o más identidad con los colores y la ciudad. Vuelvo a repetirlo, es una tarea muy complicada.

Pero no todo es en contra de los Pumas, el equipo ha demostrado que puede resolver a su favor las circunstancias de los partidos, también se sabe poseedor de un juego de conjunto muy eficaz y con jugadores de gran resolución en momentos clave. Los del Pedregal se encuentran bien dirigidos por Andrés Lillini que se ha convertido en un líder estratégico con una identidad muy especial; de ser un interino de emergencia convenció a la fanaticada y a la directiva para hacerse cargo del puesto de director técnico del equipo con resultados sobresalientes en muy poco tiempo. Esta final le representa el logro más codiciado en su carrera y, en el entorno que rodea al cuadro universitario, es la oportunidad esperada para coronar con un éxito internacional a una generación que tiene el corazón de los seguidores de los Pumas.

¿Para qué ganar la Concachampions de 2022? Es una respuesta que puede no ser tan complicada y no ser tan agradable para muchos detractores de los Pumas:

Primero, reforzaría la filosofía universitaria de otorgarle especial atención a la llamada garra puma, a la mística de juego y al trabajo con jóvenes nacionales; toda vez que la cantera sigue manifestando que los jugadores debutados tienen un buen futuro. Segundo, en el caso de ganar la final se coronaría un trabajo de Lillini con un campeonato internacional, que avalaría su continuidad y su identidad con la afición, sin importar lo que ocurra en el torneo de liga en México. Tercero, para los jugadores sería la oportunidad de valorarse ante los demás equipos y dentro del club, de forma tal que podría considerarse una consagración del conjunto universitario, para demostrar su capacidad y calidad. Cuarto, la ganarían a un cuadro norteamericano en un contexto mexicano de inferioridad con la nación del norte, con una imagen devaluada por los resultados de la selección nacional en los torneos perdidos al frente de la era del “Tata” Martino. Quinto, y último, le otorgaría a Pumas la oportunidad de pensar en otra competencia internacional, con menor presión y mayor satisfacción en su palmarés e historia, como un premio al esfuerzo de los tiempos difíciles vividos desde hace ya más de 10 años.

 

 

Ganar este torneo sería un cerrojazo a los principales cuestionamientos que se han expresado en cuanto a la falta de figuras y nombres importantes del cuadro universitario, le daría un reconocimiento muy especial a la directiva, a los jugadores y a la administración actual, como parte de un proyecto que parecía fracasar; hoy está apunto de verse como una serie de aciertos benéficos, de la mano del doctor Miguel Mejía Barón que removió las entrañas del equipo y dio golpes de autoridad desde su llegada. Todo puede perderse en las últimas dos semanas, puede ser que no ganen el torneo y tampoco califiquen a la fase de liguilla en el torneo mexicano, pero es importante para los aficionados de los Pumas que no se dejen llevar por los comentarios negativos o los ataques sistemáticos de comentaristas traumados y coléricos. También, pueden ganar y hacernos gritar de felicidad. Yo prefiero seguir a los Pumas en las buena y en las malas, sufrir y disfrutar serán siempre la identidad universitaria. ¡Goya, Universidad!

 

****************

Imágenes del sitio oficial del club: https://www.pumas.mx/palmares-page/



Genaro Bermúdez

Licenciado en Historia por la UNAM, y becario del programa de Alto Desempeño del años de 1998 a 200. Profesor con 16 años de experiencia y con cursos en diferentes universidades del país. Especializado en siglo XIX y XX, con enfoque en grupos y facciones políticas, identidad nacional y costumbres, tradiciones y cultura popular en México. También, especial atención en historia del fútbol mexicano.

Publicaciones recomendadas