ARTESANÍA POLÍTICA, por Jorge Luis Oliva



Foto: elconfidencial.com

Jorge Luis Oliva 17/03/2022   03:21 p. m. Opinion-






Balar

O como se contesta a martillazos

 

En algún lado leí que Confucio dijo que por cada palabra nueve pensamientos, y si no lo dijo él, honor a quien lo mencione, sobre todo porque sirve de base para el contexto del que se pretende escribir a continuación.

Este consejo deben dárselo todos los días al Presidente antes de hacer cualquier cosa, es que una cosa es saber responder una recomendación y otra, actuar como de manera reaccionaria y con claro berrinche un señalamiento que claramente es cierto.




Pero bueno, hagamos un poco de historia para recordarle al presidente, y a sus seguidores, porque la Unión Europea si puede emitir esas recomendaciones. Circa 1997 México firma con la Unión Europea un documento titulado: “Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación entre la Comunidad Europea y México” en cuyo primer artículo se menciona lo siguiente:

 

Artículo 1: El respeto a los principios democráticos y a los derechos humanos fundamentales, tal como se enuncian en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, inspira las políticas  internas e internacionales de las Partes y constituye un elemento esencial del presente Acuerdo.

 

Con base en este artículo que puede usted leer cuantas veces quiera, la Unión Europea emite el punto de acuerdo en el que le pide a México generar el Estado de Derecho necesario y suficiente para que las relaciones que este acuerdo establece, mismo que en el año 2000 deriva en el TLCUEM (Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México).

Dicho y aclarado esto, entremos directamente en el desafortunado comunicado oficial de nuestro Presidente al Pleno de Diputados del Parlamento Europeo; analicemos por partes.

Dice el Presidente: “Es lamentable que se sumen como borregos a la estrategia reaccionaria y golpista del grupo corrupto que se opone a la Cuarta Transformación” ¿Qué pensaba mientras escribía esto? ¿Qué clase de elucubraciones conspiranoicas cruzaban por su psique mientras redactaba esto? Quizá sean preguntas de las que no obtendremos respuesta, sin embargo si nos da espacio para lo que pretendemos aquí. Este maravilloso inicio ya nos daba una idea del camino que tomaría la ya tristemente célebre diatriba, claramente el Presidente llego al punto en el que ve enemigos por todos lados, lo que sí constituye un peligro latente que ya raya en la Demagogia, esto implicaría el uso del poder que se le confirió de manera legal a través de las elecciones con fines distintos a los establecidos para su investidura.

Y es precisamente esa investidura la que carece de valor tras semejante desaguisado, mira que tener los pantalones para utilizar los medios oficiales y publicar una rabieta muy personal, solo por el legítimo hecho de que te recomiendan mejorar el Estado de Derecho, mismo que tú, durante más de 18 años señalabas como quebrado, incluso, tuviste el cinismo de asegurar que bajo tu mandato las cosas serían distintas y que la inseguridad, como la corrupción, terminarían bajo ese tu manto milagroso.

Lo cierto es que no es Así Andrés Manuel, vamos de traspié en traspié con tu administración, tratando incluso de encontrar la explicación más verosímil a tus recientes hechos, resulta penosamente imposible ayudarte de alguna forma, como para dibujar semejante respuesta en un contexto correcto, no hay forma Andrés, no hay forma.

Si cabe preguntar que sucede minutos antes de que emitas cualquier declaración, perdón por la insistencia, pero parece vital comprender como te sientes en la silla para medio entender tus improperios.

Es obvio pues, que esta carta obedece al discurso que nos has extendido durante todo tu mandato, esta idea de que todos los demás están mal, menos yo, te acerca mucho al estilo del Rey Sol cuando dice, “El Estado Soy Yo” (Guardemos proporciones, porque claramente tú no eres ese Rey y después de tu contestación, no tienes ningún Mazarino que sea la contención para tus estupideces).

¿Te das cuenta como la esperanza que dibujaste con una sonrisa (hoy burlona) se desvanece día con día? Tus mañaneras han pasado de ser un ejercicio medianamente transparente a una tribuna personal en la que te dedicas a dar martillazos, nada más porque no te gusta la crítica.

¿De verdad no te das cuenta? El país está en llamas, no eres capaz de ofrecer la más mínima seguridad para ejercer una profesión, al contrario, te haces el bobo acusando a otros de querer tirar tu proyecto de nación, cuando te empeñas diariamente en demostrar que fuera de tus megaproyectos, no existe nada sólido en él.

En fin…quizá se mejor que de verdad se dedique a resolver lo que le señalan que está mal, porque insisto, usted insistió con encono en que podía hacerlo, en lugar de revirar de una forma infantil y estúpida contra quienes solamente le critican, porque pueden y porque están en su derecho.

Y no, lo que usted entiende como un acto injerencista, es en realidad el grito desesperado de los que vivimos el México rojo, la diferencia es que usted, en su privilegio de mandatario aplica muy sabiamente esa máxima de “Si no lo veo, no existe”.

Hasta para ser cínicos hay que ser inteligentes, Andrés.



Jorge Luis Oliva

Nacido en el hospital Magdalena de las Salinas al norte de la Ciudad de México el día 6 en el último mes del sacudido año 1985. En algo parecido a una especie de sentencia de corte esotérico al estilo “año de nacimiento es destino”, su vida ha sido así, temblorosa y sacudida, llena de dudas y respuestas. Con el paso del tiempo y tras un crecimiento, algo desesperado, el sujeto por el que se escribe esta semblanza abrió su mente a los libros qu...Leer más

Publicaciones recomendadas