Análisis de la jornada 6, Liga MX



Foto: televisa.brightspotcdn.com

Redaccion 21/02/2022   07:37 a. m. Deportes-Futbol






Mientras los federativos lanzan alegres números para demostrar que el futbol mexicano se encuentra boyante, que es atractivo y rico con “un promedio de 2.86 goles por encuentro”, y gracias a ello acapara más y más televidentes en sus ramas femenil y varonil, Jaime Lozano, analítico y objetivo, habló verdades sin ánimo de disfrazar una realidad evidente. Sus conclusiones explican el enorme rezago en el que está hundido al deporte más popular del país.

Jimmy, último estratega en dar una alegría importante a los fanáticos con la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, es una voz autorizada. En entrevista concedida a Espn con motivo de su llegada al timón del Necaxa, criticó a cuerpos técnicos y jugadores; no obstante, habría que englobar a dueños y directivos, principales impulsores de la mediocridad con medidas como la eliminación del ascenso y descenso.




El autor de la frase “hecho en CU” criticó los ensayos rutinarios que realizan casi todos los planteles, los futbolistas acuden “porque tienen que ir”, pero trabajan bajo la mirada de entrenadores complacientes y sin ánimo de mejorar. La mayoría da por concluida su jornada tras un par de horas en los campamentos; regresan a sus hogares a anclarse por horas en su sofá favorito, algunos enviciados en videojuegos, otros aceptan invitaciones a fiestas a las que acuden extremando precauciones para no ser exhibidos en las redes sociales.

Fue escandaloso el caso del ex mediocampista Carlos Gullit Peña, quien saliendo de entrenar en La Noria pasaba todos los días a surtirse de cervezas. No se diga de la alimentación y del descanso que varios descuidan fiados en el maravilloso tesoro que es la juventud. La crítica de Lozano hacia los directivos es porque piden mucho dinero en la venta de un jugador, pero en su opinión es preferible dejarlos ir pronto, para que adquieran (en otras ligas, desde luego) los “buenos hábitos” a edad más temprana.

El ex puma quería contratarse en Estados Unidos e hizo una inmersión en la MLS que, tal parece, lo impresionó. Lozano admira el trabajo serio e intenso que realizan los vecinos del norte, con muchos más jugadores colocados en Europa. Sin embargo, firmó con el Necaxa y debutó con empate ante Xolos... Una de dos: sacude conciencias y genera una revolución en los Rayos, o los jugadores, comodinos, le tienden la camita para continuar plácidos.

Con escasa calidad en las canchas, el atractivo básico de la liga se centra, por ahora, en el morbo. Ebullición plena en el Monterrey, cuya afición resultó extemadamente exigente y no cesan sus reclamos en subidos y acalorados tonos. Un fanático se atravesó al autobús a la salida de la derrota en Puebla y les lanzó duros insultos. La barra La Adicción desenterró el hacha y se declaró “en guerra” contra el equipo. Protestas en Barcelona, París y Milán con la pancarta: “Que se vaya el Vasco que su juego es un asco”.

Reunión apresurada en las instalaciones de El Barrial y ya se habla de un ultimátum para Javier Aguirre o de liquidarlo con lo que sea, la tensión es tal que quizás no llegue al choque ante el Atlético San Luis. La llaga supura con mayor intensidad cuando los Tigres, el acérrimo rival, va cuesta arriba. Miguel Piojo Herrera celebra de buena forma sus dos décadas como timonel y tiene a los felinos entre los punteros de la tabla de posiciones.

El América también vive un caldero. El técnico Santiago Solari se desmorona, su defensa hace agua y ninguna variante ni formación le resulta. Todos esperaban el repunte frente al Mazatlán, pero perdieron y, peor aún, confirmaron su crisis con nuevo revés ante los Tuzos del Pachuca. Por las rutas cibernéticas piden la salida del timonel, del directivo Santiago Baños y agregan al portero Guillermo Ochoa, muy aficionado a los videojuegos.

Por si faltara algo, las Chivas se pusieron a tono. A Marcelo Michel Leaño y Amaury Vergara se les deshace entre las manos el popular equipo que acumula derrotas. El Santos Laguna es el hijo malquerido de Grupo Orlegi, del que se quiere desprender... El Tri femenil va viento en popa en la fase inicial de la eliminatoria mundialista ante equipos de pobrísimo nivel.

 

Marlene Santos Alejo | La Jornada