De Tae Kwon Do y más, por SBN Yuri LópezGallo



Foto: internet

Yuri LópezGallo 21/02/2022   12:00 a. m. Opinion-






Ganar No es lo más Importante, ¿es lo Único?

NO en el Arte Marcial

 

Muchas frases, mucha tinta y muchas voces, algunas de personas celebres han dicho frases similares:

 




“Ganar no es todo, es lo único”

Vince Lombardi

 

Afirmaciones como esta sirven para justificar las actitudes más deleznables, al final si lo único que importa es ganar, se vale hacer todo lo necesario para ganar, a cualquier costo y, de cualquier forma:

 

“El fin justifica los medios”

Maquiavelo

 

Pero ¿realmente ganar por ganar sin importar el cómo se gana debe ser la máxima dentro del Taekwondo? Estoy convencido de que NO ES ASÍ

Veamos el primer lema olímpico:

 

'Citius, altius, fortius': Más rápido, más alto y más fuerte.

 

Contrario a lo que piensa, este NO era el lema olímpico en los juegos olímpicos de la antigüedad, esta es una frase escrita en latín, no en griego. La cual fue adoptada en los Juegos Olímpicos de Paris 1900 por el Barón Pierre de Coubertain, quien, a su vez, la tomo del Padre Dominico Henri Didon. Esta frase fue pronunciada para hacer referencia a los logros deportivos de los alumnos del colegio de Arceuil.

El “más rápido, más alto y más fuerte” puede ser una alusión indirecta a ganar, pero es muy clara: ganar siendo el más preparado, el mejor. Es decir, NO ES GANAR POR GANAR, tampoco se refiere a que no importan los medios mientras se logre el triunfo, se refiere a la calidad y capacidad de los atletas.

Con el desarrollo de la sociedad moderna, y la Guerra Fría los atletas y sus triunfos se convirtieron en las figuras más importantes, la confrontación directa entre los dos bloques NO se desarrollaba en el campo de combate sino en las canchas:

Ganar más medallas, derrotar a los enemigos y coronarse campeones era un “triunfo de la ideología y del bloque”, los triunfos deportivos se convirtieron en material propagandístico y los deportistas se convirtieron en los nuevos héroes.

Fue así como nació un nuevo lema olímpico, que si bien no era oficial era aceptado como una máxima:

“Ganar no es lo más importante, es lo único”.

Aunado a lo anterior, el profesionalismo y el dinero que hay alrededor, generaron grandes cambios en la mentalidad de los entrenadores, de los deportistas e incluso de las aficiones.

Y es aquí que el deporte mal entendido y mal llevado, hace que el Taekwondo sea victima de personas sin valores y sin escrúpulos hagan lo que sea, incluida la trampa para ganar.

Podemos encontrar muchos ejemplos de estas trampas al nivel más alto dentro del deporte del Taekwondo, para nadie era una sorpresa que desde lo más alto de la World Taekwondo Federation se inclinaba la balanza para que uno u otro competidos ganará o bien perdiera para facilitarle el camino al competidor que desde las alturas de la WTF era quien debía ganar.

La famosa “poda”, era así como dentro del argot del arbitraje internacional se conocía a la influencia que desde el poder se ejercía sobre ellos para favorecer o en su caso, perjudicar a determinados competidores.

Aquí no va a faltar alguien que diga: “eso es falso, el Taekwondo era un deporte de apreciación y por eso el error humano existía, no la mala voluntad”.

Para esa gente les digo, si no les basta con los testimonios de una gran cantidad de jueces al respecto, les comparto las palabras que Chong Woo Lee, otrora vicepresidente del Kukkiwon, de la WTF y de la Korea Taekwondo Association, dio en una entrevista a la revista Shin Dong A, en abril del año 2002, al reportero Sung-Chul YOOK:

Reportero:

¿La poda (gagee-chigee) es inevitable para para que Corea conserve su posición como el país fuerte del Taekwondo?

Chong Woo Lee:

“Sí, así es. Si una persona formidable sale como un juez, es difícil hacerlo como queremos. También es difícil eliminar a un rival de coreano que sea muy fuerte en la final, por eso desde el principio, debemos tener un buen conocimiento de qué país es fuerte. Asignar jueces es que obedezca. Es decir, tal y tal país estará en la competencia y tal y tal país no deben meterse en la final.

Por lo tanto, fulano de tal debe ser eliminado antes de enfrentar a Corea.

Reportero:

Desde el punto de vista de que el Taekwondo es un deporte que pone énfasis en los valores y la cortesía, ¿no es ese comportamiento injusto de (la poda) contrario a la deportividad?

Chong Woo Lee:

“Cuando los jueces juegan trucos, el resultado de un partido está al revés. Si un juez dice que no vio [un punto], ese es el final, y puede hacer deducciones repetidas de puntos. Por eso hice esto (Mueve la mano horizontalmente en la garganta) a uno de los jueces. Él fue quien provocó la derrota de una mujer. atleta coreana, dándole una deducción. Reuní a los jueces e instruí

absolutamente no llamar a la deducción de puntos, sino dar un 'choui' (advertencia) por primera y segunda vez, y luego a la tercera aplicar el kyungo. A pesar de mis instrucciones, hizo deducciones. Después de la contienda, le grité: ¡No puedes hacer eso! ¿Tienes algún problema? Después contienda, las actitudes de los jueces cambiaron completamente."

Reportero:

Hablando críticamente, me parece que “gagee-chigee” (la poda) es una forma precisa de manipular los resultados'.

Chong Woo Lee:

“Si esto fuera revelado abiertamente, sería una vergüenza para Corea. Pero esto es una realidad. Por ejemplo, si hubiera un partido final entre dos fuertes competidores que representan a Corea y Alemania, no haríamos Alemania pierde en la final. Si percibiéramos que el atleta coreano tendría la desventaja en un partido contra el alemán, eliminaríamos a este atleta alemán antes de llegar a la final”.

De esta manera, queda un increíble registro de la corrupción al más alto nivel de la WTF.

Sin embargo, este “ganar por ganar” no se da solo en los ámbitos del alto rendimiento, estoy seguro de que todos tenemos historias al respecto:

Hace ya varios años, un instructor que estaba bajo mi línea, tenía muchas posibilidades de ganar el campeonato más importante de nuestra organización, en este torneo, cada medalla otorgaba puntos para la escuela, es este contexto, me enteré de que iba a inscribir a uno de sus familiares, que era un experto cinta negra en diversos estilos de combate, e incluso era instructor de defensa personal, como competidor de su escuela, lo cual per se no estaba mal. Cuando me enteré le di la instrucción precisa de que su primo NO podía entrar en la gráfica de las cintas blancas, me dijo: “pero es cinta blanca en Taekwondo Sbn.”

Recuerdo que le dije que era no solo injusto, sino un riesgo para los otros cintas blancas que él compitiera con ellos, que si bien era "cinta blanca en Taekwondo" tenía que tratarse como un caso especial. Después de analizarlo y platicarlo con el director del evento, le informe que la categoría de marrones era la adecuada para que su primo compitiera sin poner en riesgos a los demás.

Él acepto, o al menos eso fue lo que dijo:

"Está bien Sabomnim"

Con esa respuesta, yo di por terminado el tema y lo deje atrás, desafortunadamente no fue así.

Yo era el encargado de gráficas en ese torneo, y este instructor estaba trabajando bajo mi autoridad en esa comisión. Usando el poder de su posición y a mis espaldas, inscribió a su primo dentro de la categoría de cintas blancas:

El resultado era previsible, le dio una fuerte patada en la cara a un joven cinta blanca y como es obvio ganó por nockout, mientras esta injusticia pasaba, toda la escuela festejaba esa “victoria”, lo cual, al final, solo era la influencia del instructor que tenían al frente.

¿Qué pasó con ese cinta blanca? No lo sé, tal vez abandonó el Taekwondo, y todo por la falta de ética y valores justificada en el “ganar por ganar”.

Recuerdo que cuando me enteré le reclame al instructor su deshonestidad, y le cuestione ¿Qué hubiera pasado si cuando tú eras cinta blanca te hubieran puesto enfrente a un experto de artes marciales y te hubiera noqueado como lo noquearon a él? ¿Estarías aquí hoy?

Su respuesta fue solo el silencio.

Al final la medalla la ganó, los puntos se sumaron a su escuela y esa y otras acciones le crearon a ese instructor la merecida fama de tramposo, pero estoy seguro que él y todo su medio se justificaron pensando: “ganar no es lo más importante, es lo único”.

Estoy convencido que el deporte es importante, pero un practicante del arte marcial, un verdadero practicante del Taekwondo, entiende que su modelo de comportamiento aplica para todos los ámbitos de su vida, los valores guían todos sus actos y valoran su honor como el resultado de todas y cada una de sus acciones. Ese es el verdadero Camino del arte marcial, mantenerse siempre firme, a pesar incluso, del gran brillo y el “prestigio” de los triunfos inmerecidos.

 

***************************

 

Si estás interesado en la historia del Taekwondo, tienes que leer mi libro: Taekwondo, Origen, Bases y Fundamentos. Ordena el tuyo al +525548168412

 



Yuri LópezGallo

Licenciado en mercadotecnia por azar, especialista en publicidad por una beca, maestro en Administración porque ¿por qué no? , Doctorando en Educación por terquedad, Cinta Negra 6to Dan en Taekwondo por voluntad y crossfitero solo por gusto…

Publicaciones recomendadas