De Tae Kwon Do y más, por SBN Yuri LópezGallo



Foto: tgas.es

Yuri LópezGallo 11/11/2021   12:00 a. m. Opinion-






"Deber" y "tener"

 

En México hasta hace algunos años no se aplicaba sanción a los automovilistas que no usaban el cinturón de seguridad, por lo tanto, la gran mayoría de los conductores NO lo utilizaba, fue hasta que comenzaron a sancionar a los conductores que no trían puesto el cinturón de seguridad que la gran mayoría de los conductores y los pasajeros comenzaron a usarlo, ¿antes el cinturón no era una herramienta que aumentaba la seguridad de los ocupantes del automóvil en caso de un choque? La respuesta es ¡SI!, entonces lo que cambió no fue un convencimiento sobre su uso, fue la coerción de “si no te lo pones, te infracciono”.




La pregunta es simple ¿qué debería ser más importante? ¿Cuidar nuestra vida o evitar que nos multen? La respuesta parecería obvia, sin embargo, en nuestra mente no era tan obvia.

Gran parte se debe a la educación en nuestros países, todos hemos escuchado a algún padre de familia decirles a sus hijos que TIENEN QUE, y pueden terminar la frase de muchas maneras, tienen que estudiar, tienen que entrenar, tienen que hacer su tarea, tienen que ser respetuosos y demás conceptos que son considerados correctos dentro de la vida, aquí existe un problema:

Estamos acostumbrando a los niños a condicionar su comportamiento por la coerción del “tienes”, dejando de lado la obligación interna del deber:

“Deber” y “Tener” parecerían conceptos muy cercanos, sin embargo, son realmente distintos e implican en sí mismos un modelo de comportamiento.

Al decir TIENES se implica un elemento externo que obliga a realizar la acción solicitada, es decir si no cumples con la obligación, habrá un elemento externo que conllevará una consecuencia:

Tienes que ponerte el cinturón de seguridad o de lo contrario te impondré una multa

En cambio, el DEBER tiene dentro de él un elemento de obligación moral de la persona que realiza la acción:

Debo usar el cinturón de seguridad porque así cuido mi vida.

El concepto del deber es un tema muy arraigado dentro de las fuerzas militares, donde se conceptualiza como una obligación moral, más allá del simple cumplimiento de la disciplina militar, ya que el cumplimiento del deber, liga el comportamiento de los guerreros con su honor, con su vocación de servicio y por supuesto con su amor a la patria.

En las artes marciales civiles se hereda este concepto, hace poco escribí una definición del DO:

El Do es una ruta solitaria porque, aunque vas acompañado de tu maestro y de la gente que amas, al final para recorrerlo debes enfocarte solo en ti, en tus valores, en tu preparación, en tu comportamiento, en tus actitudes, en tus sentimientos, en lo que consideras correcto…cuando alguien lo logra poco le importa lo que piensen o hagan los demás.

En ella podemos ver de inmerso de manera muy clara el concepto de deber: hacer lo correcto de acuerdo a mis propios valores, sin importar las influencias externas, ya que mi comportamiento lo determino solo yo con base a lo que considero que es correcto, es decir lo que DEBO hacer.

Yo no tengo que respetar a mi padres y maestros, DEBO hacerlo, porque es lo correcto, porque es lo que dictan mis valores y porque no lo hago para evitar consecuencias externas, lo hago porque es un compromiso moral y ético interno.

Yo no tengo que cuidar y proveer a mi familia, DEBO hacerlo, porque lo que me mueve es el amor, no un compromiso legal.

y así, podemos darnos cuenta que maestro de las artes marciales pocas cosas "tendrá" que hacer, en cambio DEBE cumplir con su DEBER en todos los ámbitos de su vida.

En el Taekwondo es común escuchar el “si no vienes a entrenar no presentas examen”, en esta frase podemos identificar de manera muy clara el elemento coercitivo del tienes:

“si no entrenas hay una consecuencia externa: no haces examen”.

Claro la coerción o la obligación externa es importante en determinados momentos, sobre todo con los niños en edad formativa, pero debemos tener en mente que poco a poco y conforme el alumno crece, el concepto del DEBER debe ser inculcado en sus mentes y en sus corazones como una obligación personal que le permite vivir y practicar sus valores, construyendo así un modelo de comportamiento virtuoso, mismo comportamiento que está inmerso en el DO.

¿Tenemos que entrenar o debemos entrenar? La respuesta es DEPENDE.

Si el alumno se encuentra en un momento donde no tiene un entendimiento claro del DO y de sus responsabilidades morales, ya sea por su edad o por su poco entendimiento del arte marcial la respuesta es TIENES QUE ENTRENAR, los practicantes con un nivel de entendimiento más profundo del arte saben que no tenemos que entrenar, DEBEMOS entrenar, porque es una obligación moral interna, que un practicante debe asumir por voluntad propia.

 

Foto: soloartesmarciales.com

 

Esto se ve de manera muy clara con muchos “maestros” no dejan de lado el entrenamiento y el estudio del arte y solo entrenan porque “tienen que presentar su examen”, en este tipo de acciones podemos ver algunas contradicciones: NO TIENEN que hacer examen, el subir de grado es un derecho que se gana con el crecimiento dentro del arte marcial. Este crecimiento no está ligado necesariamente a las habilidades físicas del practicando, sino al crecimiento de todos los elementos de su ser: físico, mental y por supuesto espiritual. Además, un verdadero maestro NO entrena solo porque “TIENE” que entrenar…

Un verdadero maestro entrena porque DEBE entrenar, porque sabe que es lo correcto y porque es el camino que eligió, ya que entiende que tiene una obligación moral con el mismo y con sus alumnos. Porque la palabra guía, pero ejemplo arrastra.

Es cierto que el tiempo pasa y cobra factura, pero es importante recalcar que el crecimiento dentro del Taekwondo no se limita al desarrollo físico y que el entrenamiento marcial no tiene que ser un entrenamiento de alto rendimiento, ya que puede y debe adaptarse a las características de cada uno de sus practicantes.

Inculquemos en nuestros alumnos la importancia del deber sobre la obligación del tener.



Yuri LópezGallo

Licenciado en mercadotecnia por azar, especialista en publicidad por una beca, maestro en Administración porque ¿por qué no? , Doctorando en Educación por terquedad, Cinta Negra 6to Dan en Taekwondo por voluntad y crossfitero solo por gusto…

Publicaciones recomendadas