De Tae Kwon Do y más, por SBN Yuri LópezGallo



Foto: karateymas.com

Yuri LópezGallo 20/08/2021   12:00 a. m. Opinion-






El Arte Marcial es Agresivo, NO VIOLENTO y hay una gran diferencia.

 

Con motivo de las competencias olímpicas de Taekwondo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se dio una acalorada discusión entre dos facciones de amantes del Taekwondo muy claras: los llamados amantes del “Old School” y los que están a favor de la “evolución” del deporte del Taekwondo.




Me llamó mucho la atención que uno de los temas centrales fue el nivel de agresividad de las contiendas, mientras un grupo de maestro habló de la importancia de la estrategia en el deporte hubo quien afirmó que se tenía que “regresar a las contiendas violentas del pasado”. Esto fue precisamente lo que me motivo a escribir este artículo:

El arte marcial es agresivo por naturaleza, PERO NO ES VIOLENTO…

La frase anterior podría parecer una contradicción, sin embargo es muy importante marcar la diferencia entre “violencia” y “agresividad”.

La organización Mundial de la Salud define a la violencia como:

“Uso intencional de la fuerza física o el poder real o como amenaza contra uno mismo, una persona, grupo o comunidad que tiene como resultado la probabilidad de daño psicológico, lesiones, la muerte, privación o mal desarrollo”. Es decir, la naturaleza de la violencia es causar un daño a la persona que la recibe

Existen diferentes tipos de violencia:

  1. Física
  2. Psicológica o emocional
  3. Sexual
  4. Económica
  5. De genero

Y todas ellas tienen un factor común: CAUSAR DAÑO

El arte marcial y su práctica SON CONTRARIAS a la violencia, el Taekwondo es un arte marcial que a pesar de su ruda naturaleza NO ES VIOLENTO.

Aquí muchas voces dirán:

“Oye Yuri, ¿cómo no va a ser violento si se entranan golpes y patadas? ¿cómo no va a ser violento si se practica combate libre y se busca golpear al adversario?

La respuesta es simple:

 

NO ES LO MISMO SER VIOLENTO, QUE SER AGRESIVO.

 

La violencia busca causar daño, mientras que la agresividad es un mecanismo de defensa propio de casi todos los seres vivos, el cual tiene por objeto preservar la vida.

¿Cuándo un león caza a una presa busca causar un daño o esta buscando comer? El león entonces es agresivo, no es violento.

La práctica del arte marcial es agresiva por naturaleza, golpes, patadas, bloques y cualquier técnica marcial presenta en mayor o menor medida un grado de agresividad, sin embargo, en el Dojang de Taekwondo la motivación del entrenamiento de la técnica NO será el de causar un daño o lastimar a otro competidor, los deportistas pensarán en lograr un punto, los artistas marciales en prepararse para no pelear o en caso de ser necesario para poder defender su vida, es decir, la práctica es agresiva pero no es violenta.

Si observamos los preceptos del Taekwondo podemos observar lo anterior:

El espíritu indomable nos habla de una actitud agresiva pero el auto control, la cortesía, la integridad y la perseverancia nos mandan el control de esa agresividad para nunca llegar a ser violentos.

Los combates del Taekwondo siempre fueron la parte objetiva de los “Cinco Preceptos del Taekwondo”:

Competidores con un espíritu indomable, llenos de capacidad y variedad técnica y de una gran agresividad controlada por los competidores, es decir, eran un verdadero ejemplo del arte marcial de Taekwondo, donde la motivación principal era la del crecimiento personal a través de los logros deportivos, pero nunca o muy rara vez se buscaba lastimar al adversario per se.

 Ahora es importante definir que dentro de los sistemas de combate existen diferencias importantes:

—Artes marciales nobles. Casi todas ellas acompañan su nombre con la palabra china Do, cuyo significado es “camino, arte o forma de vida”, lo que implica que en la práctica de estos sistemas existe un código de conducta, una filosofía y actos ceremoniales que permitirán, al menos en teoría, que quien las practican mejoren su entendimiento de la vida y de la naturaleza; alejándolo de lo superfluo. Por medio de su práctica, el artemarcialista podrá, nuevamente parafraseando al doctor Torresnavarrete, “mejorar su vida ante él mismo, ante la sociedad y ante Dios”.

 

Las artes marciales nobles pueden llegar a ser agresivas, pero NO SON VIOLENTAS

 

—Sistemas de reglamentación de combate. Dentro de éstos se encuentran el Full Contact y las Artes Marciales Mixtas (MMA, por sus siglas en inglés). No son por sí mismos artes marciales, sino conjuntos de reglas de competencia deportiva.

 

Los deportes de combate son agresivos, pero NO DEBERÍAN SER VIOLENTOS

 

—Sistemas de defensa personal. Como su nombre lo indica, fueron desarrollados con la idea de servir como un mecanismo de lucha efectivo. Dentro de estos sistemas destaca el Krag Maga israelí que tiene como objeto principal la defensa de la vida del practicante por medio de técnicas altamente efectivas y en algunos casos letales. Los cuerpos de seguridad y militares son su principal mercado.

 

Los sistemas de defensa personal SON VIOLENTOS POR NATURALEZA porque su objetivo es preservar la integridad del practicante a través del uso de la violencia física.

 

La violencia es deleznable, y todos debemos acabar con ella, la agresividad en cambio debe entenderse como una herramienta que la naturaleza dio a los animales y entre ellos a los seres humanos para sobrevivir y que es nuestra obligación aprender a manejarla para poder vivir en armonía.

 

____________________________________________________

Con extractos del libro “Taekwondo, Origen, Bases y Fundamentos”.

Si quieres conocer la historia completa del nacimiento y el desarrollo del Taekwondo, te recomiendo mi libro “Taekwondo, Origen, Bases y Fundamentos”. Informes y ventas +525548168412



Yuri LópezGallo

Licenciado en mercadotecnia por azar, especialista en publicidad por una beca, maestro en Administración porque ¿por qué no? , Doctorando en Educación por terquedad, Cinta Negra 6to Dan en Taekwondo por voluntad y crossfitero solo por gusto…

Publicaciones recomendadas