Los peores clavados de Tokio 2020



Pamela Ware cae al agua. Foto: nfobae.com

Redaccion 05/08/2021   10:38 a. m. Deportes-De todo un poco






Aunque no pasó de las rondas eliminatorias en las pruebas de trampolín de tres metros, Cedric Fofana quedará en el recuerdo por su insólita calificación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y es que el atleta canadiense recibió un 0 por parte de los jueces al caer de espaldas a la piscina.

El canadiense se subió a la plataforma en su cuarto clavado, pero no alcanzó a ajustar la entrada al agua y después de sus giros cayó de espaldas. Los jueces lo calificaron con el más bajo puntaje y terminó en la última posición de la competencia.




Desde esa ronda, Fofana no salió del fondo de la tabla y su imprecisión volvió a jugarle en contra. En su quinto intento, nuevamente, el clavadista canadiense tuvo una mala ejecución.

 

 

Esta vez, no pudo ajustar la vertical de su clavado, pero el jurado fue un poco más benevolente y le dio 39.90 de calificación. En su último clavado alcanzó los 40.80 puntos y en total se despidió de la prueba con un puntaje acumulado de 225.35.

Si bien su desempeño fue el más bajo de la competencia, no fue el único clavadista que no estuvo inspirado, ya que el surcoreano Yeongnam Kim, quien tuvo un par de deducciones por detener sus intentos en el trampolín, fue el más cercano a Fofana con 286.80, fueron los únicos que no superaron la barrera de los 300 puntos.

No fue el único en recibir cero de calificación, la clavadista mexicana Arantxa Chávez falló un clavado, sacó la misma calificación y quedó fuera de los Juegos Olimpicos Tokio.

 

 

Otra competidora, la canadiense Pamela Ware, aspirante a las medallas, obtuvo la misma calificación que su compatriota Fofana y la mexicana Chávez en la ejecución que podemos ver a continuación.

 

 

en otras competencias han sucedido casos similarse y en las redes sociales es muy popular el video en el que los filipinos John Elmerson Fabriga y John David Pahoyo obtuvieron cero de calificación en los SEA Games de Singapur 2015.

 

 

Sin embargo, a pesar de lo risible que pueden resultar estos accidentes, es importante señalar que los clavadistas se están jugando la vida en cada uno de sus saltos y estos son solo accidentes que podrán dejar atrás en sus próximas competencias.

 

Con información de: Depor.