#DesdeLaAcademia



Verónica Zárate Toscano 19/06/2021   07:18 a. m. Opinion-






El misterio tricolor

 

Hace un par de días pregunté a mis amigos si sabían la razón por la que la bandera del zócalo estaba a media asta. Recibí muchas, variadas y divertidas respuestas que van desde el simple “ni idea”, hasta una detallada elucubración, pasando por información oficial. Empecemos por ésta. Hubo quien supuso que podría ser por el aniversario del “halconazo”, pero eso hubiera sido el 10 de junio. Podría ser por continuación del luto por las víctimas del accidente de la línea 12 del metro, pero en realidad, esa disposición era por tres días entre el 4 y el 6 de mayo así que tampoco aplica. Algunos buscaron infructuosamente información en los noticieros o comentaron que ya habían notado ese fenómeno varias veces “sin razón aparente”. Hubo quien fantaseó que se debía a la proximidad del aniversario por el fusilamiento de las 3M: Maximiliano, Miramón y Mejía que fue un 19 de junio. No faltó quien vislumbrara razones más prácticas: “Porque la empezaron a bajar o a subir, pero a media labor se fueron por unos tacos” o “Porque se le acabó la cuerda a la monumental y los soldaditos no saben cómo arreglarla”. Y los más protocolarios asumieron que era por equivocación en la logística o ignorancia de los protocolos. El caso es que todavía ayer en la mañana, cuando entré a la página de http://www.webcamsdemexico.com/webcam-mexico-zocalo estaba a media asta. El resto del día no tuve un respiro como para asomarme y cuando lo volví a hacer por la tarde: ¡¡sorpresa!! La bandera ya estaba hasta arriba! la encontré ondeando ya muy oronda y a gran altura desde las seis de la tarde. No descarto una descompostura. Porque no vislumbro otra razón lógica. En enero, el Excélsior había publicado una foto del asta sin su bandera informando que la “bandera monumental ha permanecido resguardada en Palacio Nacional desde el 23 de septiembre y no ha sido izada”. Y claro, con el encierro, ni cuenta me di porque en ese lapso, en tiempos A.C., hubiéramos ido varias veces al centro y la hubiera retratado. Pero coincidió que la quitaron cuando se instaló aquel campamento de tiendas de campaña de Frena y luego se tardaron en ponerla. El caso es que, como bien dicen mis protocolarios amigos, hay todo un protocolo que establece que cada día se debe izar la bandera, haciéndole los consabidos honores, a las ocho de la mañana. Y a las seis de la tarde, en vistosa ceremonia que hasta aparece en las guías turísticas –no actualizadas- aparece como un espectáculo que no debe perderse, se retira y se guarda. Pero desde ayer, hasta donde las cámaras lo permiten, he visto cómo el lábaro patrio ha permanecido ondeando –y mojándose- día y noche. A ver si no en una de estas tormentas se nos desgarra, como ya ha pasado por ejemplo con la bandera de San Jerónimo… Y ¿a qué hora lo arreglaron? –si fue un desperfecto- ¿o modificaron el simbolismo luctuoso?. … Hay una explicación para esto y no es jocosa ni por desconocimiento protocolario. Ivan Lopezgallo me compartió la información publicada en Pie de Página https://piedepagina.mx/23-militares-a-juicio-civil-por-ejecucion-de-damian-tercero/ el día de ayer. Desde hace cuatro meses, la familia Tercero Meza acampó al pie del astabandera con lo cual no permitieron que se retirara la bandera como forma de protesta para exigir justicia. Finalmente, ayer el gobierno reconoció que su hijo Damián, de 18 años, había sido asesinado por las Fuerzas Armadas en un operativo en Tamaulipas. El reconocimiento incluye otros puntos plasmados en un pacto se debió firmar ayer a las 5 de la tarde pero desde las 4.18 vemos en las imágenes de webcams que la bandera ha subido. La información no ha tenido amplia difusión y ha provocado toda clase de especulaciones. Lamentablemente era una forma de protesta, como la de los antimonumentos, que buscan alguna respuesta…






Verónica Zárate Toscano

Doctora en Historia por El Colegio de México. Nivel II del Sistema Nacional de Investigadores. Desde sus primeras investigaciones ha abordado el estudio de la prensa en el periodo de la Independencia, tanto en México como en España. De igual manera se ha interesado por la historia de las mentalidades y de la vida cotidiana. Profesora–investigadora del Instituto Mora.

Publicaciones recomendadas